Durante el pasado 2019 Prologis ha realizado numersosos avances en las áreas de gestión medioambiental, responsabilidad social y gobernanza.

Así mismo, la multinacional inmologística también ha llevado a cabo iniciativas relacionadas con la atención al cliente, innovación, así como con la cultura y el talento, tal y como refleja el Informe de Impacto ESG 2019.

Entre otras iniciativas, la compañía ha desarrollado un programa de capacitación en logística digital de vanguardia para fomentar la formación de los trabajadores del transporte, la distribución y la logística a través de, entre otros instrumentos, herramientas de formación en realidad virtual y plataformas.

De igual modo, también ha incorporado iluminación LED en más de cuatro millones de metros cuadrados correspondientes a espacios de distribución y almacenaje y ha superado su objetivo para 2020 al alcanzar los 200 megavatios de capacidad solar instalada.

Además, Prologis también ha logrado la neutralidad del carbono operacional gracias a una estrategia centrada en la reducción de emisiones en toda la empresa, tanto las directas como las indirectas, lo que incluye la bajada de las emisiones por el uso de energía en las oficinas y espacios de los clientes.

Así mismo, durante la crisis sanitaria, la Fundación Prologis puso un fondo de cinco millones de dólares a disposición de organizaciones sin ánimo de lucro, hospitales e instituciones centradas en la salud y seguridad pública para contribuir a su recuperación, así como a otros organismos dedicados al acceso a los alimentos y la mejoría económica.

A través de su programa ‘Space for Good’, la empresa ha ofrecido edificios y espacios a agencias gubernamentales en los Estados Unidos y también a hospitales y organizaciones de ayuda en todo el mundo para hacer frente a la lucha contra el coronavirus, de tal manera que, hasta la fecha, Prologis ha donado más de 111.000 m² en 13 mercados y 4,9 millones de dólares en alquiler en especie.