Transporte por carretera de automóviles

Ganvam propone medidas que impulsen el rejuvenecimiento del parque de vehículos industriales.

Propuestas de Ganvam ante las elecciones del 20Dque se pueden descargar en este enlace (disponible en formato pdf, de 11 páginas, 614 Kb).

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) ha reclamado a los partidos políticos que concurren a los comicios del próximo 20-D la necesidad de acometer una reforma fiscal integral del automóvil. 

Para la asociación, es necesario una nueva política en este ámbito que, en línea con las directrices europeas, no grave la compra sino el uso, evitando así que se penalice la introducción de mejoras tecnológicas y la renovación del parque de vehículos.

Por ello, la patronal de vendedores ha hecho público un programa electoral de máximos en el que recoge, en 10 bloques temáticos, un paquete de medidas para revitalizar el sector del automóvil.

Cabe destacar que entre las medidas propuestas por Ganvam se encuentran algunas que contribuirían al impulso del transporte por carretera en España.

Medidas que afectan al sector transporte

Por un lado, en lo que respecta a la fiscalidad, la asociación considera necesario recuperar e incrementar las deducciones por inversiones medioambientales en el Impuesto de Sociedades por la compra de vehículos industriales.

Del mismo modo, para la patronal es imprescindible que se elimine el impuesto de transmisiones patrimoniales en las transacciones que se producen entre profesionales.

Otra propuesta a los partidos políticos es que amplíen los programas de incentivo de achatarramiento y rejuvenecimiento del parque a los sectores tradicionalmente excluidos de apoyo, entre los que sitúan a los vehículos industriales.

Por otra parte, es necesario promover políticas de movilidad urbana que incentiven el uso de vehículos medioambientalmente avanzados respetando la neutralidad tecnológica.

Según defienden desde Ganvam, las autoridades públicas tienen que ser conscientes de que las diferentes restricciones puestas en marcha pueden constituir un obstáculo para la movilidad de personas y mercancías en las ciudades. Así, coordinar las medidas resulta prioritario ante su proliferación.