El Servei Catalá de Transit ha decidido prorrogar las restricciones al tráfico de vehículos pesados existentes en Cataluña durante 2019.

La medida, pendiente de un gobierno autonómico pendiente de la fecha de las próximas elecciones, estará vigente hasta que el organismo catalán de tráfico y seguridad vial dicte una nueva Resolución que sustituya a la que está actualmente en vigor.

Ya el pasado 2019, Cataluña no tuvo una nueva regulación publicada oficialmente de las prohibiciones de circulación para camiones hasta primeros de abril.

La anterior regulación fija una serie de vías públicas interurbanas, travesías y tramos de carretera por las que los vehículos de todo tipo o conjuntos de vehículos que superen los 7.500 kg de MMA durante fechas, horarios y tramos de carretera fijados en la Resolución.

De igual modo, todos los domingos y festivos, de ocho de la mañana y hasta medianoche, así como las vísperas de festivo que sean miércoles o jueves, de cuatro de la tarde y hasta medianoche, tienen prohibida la circulación por todas las carreteras catalanas los transportes especiales y los vehículos con mercancías peligrosas, que, además, cuentan con su red propia para circular obligatoriamente.

Por otra parte, la regulación determina restricciones específicas para ciertos tramos de la N-II, la N-240, la N-340, la N-320 y la C-28.

De igual modo, el año pasado estaban establecidos algunos corredores para que los vehículos ATP puedan circular en movimientos sur-norte de la AP-7 y en la C-32, así como para los movimientos de salida de Barcelona hacia la AP-7 y para los movimientos de entrada a la zona sur de Barcelona los domingos por la tarde, entre otros.