Tras su aprobación por el Consejo de Ministros, la publicación oficial del Real Decreto-ley de refuerzo y consolidación de medidas sociales en defensa del empleo en el BOE, da carta de naturaleza a una nueva prórroga de los ERTEs y de las ayudas para los autónomos hasta finales de mayo en el contexto de la crisis sanitaria.

En concreto, con esta norma el Gobierno contempla la prórroga de todos los ERTEs basados en causas relacionadas con la covid-19 y, al tiempo, se reconocen de nuevo exoneraciones a empresas que sean titulares de los mismos y pertenezcan a sectores con una elevada tasa de cobertura por el expediente y una reducida tasa de recuperación de actividad.

Esto conduce a la incorporación de nuevos segmentos de actividad, que implican que se proteja a empresas que dan empleo a casi 50.000 personas trabajadoras más, según los cálculos del Ejecutivo.

Así mismo, la Administración afirman haber simplificado los trámites administrativos de los ERTEs para facilitar su aplicación.

Las tipologías de ERTE con exoneraciones hasta el 31 de mayo incluyen sectores ultraprotegidos con exoneraciones del 85% para las empresas con menos de 50 trabajadores y del 75% para las que tienen 50 o más, empresas que vean impedido el desarrollo de su actividad en alguno de sus centros de trabajo como consecuencia de las restricciones administrativas para luchar contra la pandemia que podrán solicitar un ‘ERTE de impedimento’, y ERTEs de limitación, para empresas o entidades que vean limitado el desarrollo de su actividad en algunos de sus centros de trabajo como consecuencia de decisiones o medidas adoptadas por autoridade,s que podrán solicitar a la autoridad laboral un ‘ERTE por limitaciones’.

Ayudas a autónomos

Por otra parte, el esquema de las ayudas a autónomos, que se extienden hasta finales de mayo, también incluye exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social para autónomos que vean suspendida toda su actividad como consecuencia de una resolución de las autoridades administrativas competentes para la contención de la pandemia

De igual manera, se prorroga la prestación compatible con la actividad y se modifica el requisito de facturación, al tiempo que se mantiene la prestación extraordinaria por bajos ingresos para quienes no cumplan los requisitos para acceder a las anteriores prestaciones.

Así mismo, también se prorroga, adaptando el periodo de referencia, la prestación para autónomos de temporada y se suspende la subida de los tipos de contingencias profesionales y de cese previsto en el Real Decreto-ley 28/2018.