Aecoc ha elaborado un protocolo de actuación para evitar la propagación del coronavirus durante la realización de actividades logísticas.

Este documento se dirige especialmetne al personal y operarios de almacenes y centros logísticos, así como a conductores de vehículos dedicados al transporte de mercancías, que, como indica la organización, «está movilizando todos sus recursos técnicos y humanos para garantizar el aprovisionamiento de los productos de primera necesidad en todo el país».

El trabajo incorpora las medidas preventivas básicas de higiene recomendadas por las autoridades sanitarias y establece otras específicas para los trabajadores del sector logístico y de transporte.

Medidas específicas

Entre las medidas propuestas se encuentran las de usar obligatoriamente los equipos de protección individual facilitados por las empresas y, específicamente, los relativos a la asepsia personal, como el gel desinfectante.

Además, también pide que se envíe por vía telemática los protocolos de seguridad y prevención del centro, previamente a la llegada de los transportistas a las instalaciones

De igual modo, en operaciones de carga y descarga, Aecoc pide que se disponga de los medios para que se llevan a cabo con la mayor celeridad posible.

En este mismo sentido, la organización recomienda delimitar un área de actuación cuando sea el transportista quien cargue o descargue el camión, y mantener siempre la distancia interpersonal mínima de 1 metro con el conductor o transportista.

Por otra parte, se pide que se apliquen productos desinfectantes tras cada uso de maquinaria o equipos propios del centro que puedan ser utilizados por diversas personas, que se evite el contacto físico en la entrega y recepción de albaranes, así como que se fomente el intercambio electrónico de estos documentos.

Por último, se aboga por limitar al máximo el acceso a zonas distintas del almacén o zona de trabajo salvo que sea estrictamente necesario y que los conductores permanezcan en la cabina del vehículo el máximo tiempo posible durante la estancia en las instalaciones, salvo en operaciones de carga o descarga o para acceder a los servicios de aseos y alimentación estos establecimientos.