El nuevo proyecto de investigación Planet, cofinanciado por el programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, evaluará desde junio de 2020 el impacto de los corredores comerciales emergentes de la red transeuropea de transporte.

Coordinado por Inlecom, el consorcio está formado por 33 socios de 14 países, entre los que se encuentran la Fundación Valenciaport, Cosco, DHL Supply Chain, el Consejo Europeo de Cargadores o la Fundación Zaragoza Logístics Center, entre otros actores.

Su intención es garantizar una conectividad efectiva y mejorar la sostenibilidad de la red global europea, pero más allá de los estudios estratégicos de transporte y de las TIC, con esta iniciativa se pretenden abordar los conceptos y tecnologías emergentes en tres corredores: China – Unión Europea – EEUU.

Nuevas rutas comerciales

El proyecto, cuya duración prevista es de 36 meses, contará con un enfoque geoeconómico que contempla el modelado y especificación de las dinámicas de las nuevas rutas comerciales y sus repercusiones en la infraestructura y operaciones logísticas.

Desde el punto de vista tecnológico, se abordará la adaptación de la red logística de la UE mediante conceptos y tecnologías disruptivas, como el IoT, el blockchain, las redes 5G o los vehículos autónomos. De hecho, Planet estará estrechamente vinculado con la Plataforma Tecnológica Europea Alice.

En el marco del proyecto, se llevarán a cabo tres ‘Living Labs‘ en los puertos de Valencia, Rotterdam y Sines para analizar los flujos mundiales y la infraestructura de los corredores en los que se integran, para favorecer su integración con la Red TEN-T. En todos ellos, se investigarán formas innovadoras de coordinar cadenas de suministro complejas a través de corredores multimodales con actores privados y públicos.