Gas Natural Fenosa y la empresa HAM Criogénica promueven en Europa la creación de una red de estaciones de suministro de gas natural licuado (GNL) que dé servicio a vehículos de largo recorrido que utilicen este combustible. El proyecto GARnet tiene como objetivo analizar tanto desde el punto de vista tecnológico como económico cuáles son las mejores alternativas para permitir el desarrollo de una amplia red de suministro de GNL.

GARnet, que dispone de un presupuesto total de 3,8 millones de euros, recibió recientemente una ayuda financiera de 1,9 millones de euros de la Agencia Europea de Redes de Transporte Transeuropeo (Ten-T EA). Para realizar el estudio y validar los resultados de GARnet se implantarán en España siete estaciones de servicio de GNL, cuatro fijas y tres móviles, en las que se ensayarán las tecnologías con mayor potencial de despliegue a nivel europeo. 

Las estaciones se ubicarán en algunos de los principales corredores europeos de tráfico de mercancías, a una distancia adecuada para que los camiones que utilicen GNL puedan circular sin problemas de suministro. Este proyecto se inscribe dentro de los objetivos de la Unión Europea para el transporte por carretera, orientados a promover y armonizar servicios más seguros, eficientes y menos contaminantes.

Una alternativa viable como combustible para transporte

El uso del gas natural como combustible para el transporte contribuye a mejorar la calidad del aire, ya que reduce en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y de partículas en suspensión, principales contaminantes que afectan a la salud humana, y hasta un 20% las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero. En la actualidad, circulan en nuestro país cerca de 3.500 vehículos que utilizan gas natural, fundamentalmente vehículos pesados de ámbito urbano, como camiones de recogida de basura o autobuses.

Gas Natural Fenosa es una empresa de referencia en la comercialización de GNC como combustible de automoción en España. La compañía tiene instaladas 24 estaciones de suministro, con una capacidad de suministro total de 701 GWh/año. Estas estaciones sirven a la mayoría de los 3.500 vehículos que circulan por España, fundamentalmente autobuses, camiones de recogida de residuos y flotas de empresas.

Además, la compañía energética española cuenta con 17 estaciones pendientes de puesta en marcha en el periodo 2012-2013, que supondrán un incremento en el consumo potencial de 373 GWh/año. El 40% de las nuevas instalaciones pueden cargar en los vehículos tanto gas natural comprimido (GNC) como gas natural licuado (GNL), lo que permite la utilización de este combustible en aplicaciones de largo recorrido en corredores nacionales o internacionales de transporte.