El proceso de electificación de la industria automovilística avanza imparable, a medida que una número cada vez mayor de fabricantes incorporan nuevos modelos de vehículos comerciales eléctricos a sus gamas.

En este sentido, PSA espera contar con el 100% de su gama de vehículos comerciales ligeros comercializada en Europa electrificada antes de finales de 2021.

Desde 2019, todos los nuevos modelos lanzados por Groupe PSA incluyen una motorización 100% eléctrica o híbrida enchufable, de tal manera que el objetivo del grupo automovilístico francés es ofrecer una gama totalmente electrificada en 2025.

Así pues, tras el lanzamiento en 2020 de las versiones eléctricas de las gamas de los furgones compactos y furgones pesados, las cuatro marcas Peugeot, Citroën, Opel y Vauxhall completarán en 2021 la oferta con las versiones 100% eléctricas de sus furgonetas y derivados de turismo.

El grupo localizará la producción de estas versiones eléctricas, así como sus paquetes de baterías en la fábrica de Vigo, mientras que los motores eléctricos se fabricarán en las instalaciones de la localidad gala Trémery y los reductores en la planta del municipio francés de Valenciennes.

PSA estima que la cadena cinemática de las unidades, que viene de la plataforma eCMP, estará compuesta por una batería eléctrica de 50 kWh, refrigerada por agua, que permite una potencia de recarga de hasta 100 kW, un motor eléctrico de 100 kW / 136 CV y un cargador de a bordo disponible en dos niveles de potencia, 7,4 kW monofase y 11 kW trifase.