Buque Höegh Target de Höegh Autoliners

La naviera noruega ha firmado un contrato de tres años con el fabricante que garantiza el mantenimiento de su conexión entre Vigo y México hasta 2021.

El Grupo PSA ha comenzado a exportar a través del puerto de Vigo el nuevo modelo Citroën C3 Aircross, el primero fabricado en la planta de Opel de Zaragoza tras la adquisición de la marca, según recoge el diario El Faro de Vigo.

Pese a que el fabricante alemán utiliza habitualmente el puerto de Pasajes para estas operaciones, el objetivo del grupo es vender el nuevo SUV en el mercado latinoamericano, con el que la instalación viguesa mantiene tres conexiones. En concreto, Höegh Autoliners ofrece una línea con México y CSAV otra con Chile, mientras que Grimaldi conecta el recinto portuario con Brasil.

Desde el 15 de septiembre, el fabricante transporta los vehículos por carretera de Aragón a Vigo para su posterior embarque en las rutas hacia México y Chile, que pasan por diferentes puertos americanos en países como Cuba, Colombia, Perú, Ecuador o incluso Estados Unidos.

Las cifras de exportación del nuevo modelo aún son discretas, teniendo en cuenta que la producción arrancó en el mes de julio. Desde septiembre, se han cargado unas 200 unidades para su exportación, aunque esta semana estaba prevista la salida hacia Chile de otras 56, y una cifra similar para México.

Previsiones de futuro

Sin embargo, las previsiones para la terminal ro-ro avanzan un fuerte crecimiento en lo que respecta al flujo exportador a Sudamérica. De hecho, Höegh Autoliners acaba de firmar un contrato de tres años con PSA que garantiza el mantenimiento de la conexión con México hasta 2021.

Actualmente, la naviera supera los 1.000 vehículos embarcados al mes, mientras que CSAV embarca en Bouzas unas 900 unidades mensuales. A pesar de ello, la falta de una conexión ferroviaria directa en el puerto vigués supone una desventaja respecto a otras instalaciones de cara a la exportación de vehículos, tal y como han señalado desde Anfac.