fabrica psa vigo citroen

Varios EREs en la planta viguesa de PSA afectarán a más de 1.000 trabajadores hasta 2018.

PSA Peugeot Citroën planteará una serie de expedientes de regulación de empleo (ERE) en la planta de Vigo, hasta el ejercicio 2018, a los que podrán acogerse hasta 1.060 trabajadores de forma voluntaria.

Así lo han señalado desde el consorcio automovilístico durante la última reunión de la mesa negociadora entre los sindicatos y la dirección de la planta viguesa, que se han reunido dos veces con el fin de adoptar diversas medidas para la candidatura de la planta a la fabricación de un nuevo modelo de vehículo.

Los expedientes se presentarán en tres modalidades, una para veteranos, otra para menores de 50 años que decidan irse y una tercera para menores de 50 años que quieran marcharse con derecho preferente de reingreso.

Al ERE extintivo podrán acogerse voluntariamente un máximo de 400 personas de todos los grupos profesionales, el ERE suspensivo contemplaría hasta 510 trabajadores según los sindicatos y el ERE suspensivo rotatorio para personal mensual estructural llegará a 150 personas.

Para aquellos trabajadores que no se acojan al ERE extintivo, el fabricante ha ofrecido la posibilidad de que puedan trasladarse voluntariamente a otros centros del grupo donde existan vacantes.