ferrocarril vigo citroen psa

Está previsto que el proyecto entre en fase de producción en 2017 y se lanzará al mercado a finales de 2018

PSA ha reclamado a las autoridades portuguesas la colaboración para desarrollar cambios en la línea ferroviaria que conecta Galicia con Portugal, que permitan facilitar el envío a la planta lusa de Mangualde de los vehículos comerciales que fabricará en su proyecto K9.

Esta iniciativa se centra en la fabricación en las instalaciones de PSA en Balaídos de tres modelos de vehículos comerciales ligeros con los que se sustituirá al Citroën Berlingo, al Peugeot Partner y al Opel Combo, según recoge El Faro de Vigo.

El proyecto, en el que está previsto que colabore la planta de Mangualde, entrará en fase de producción este 2017 y se lanzará al mercado a finales de 2018. No obstante, a pesar de los acuerdos firmados, desde PSA han señalado que las tres exigencias que han realizado al gobierno portugués para llevar a cabo esta colaboración siguen sin cumplirse.

En concreto, el fabricante galo ha solicitado una mejora de la conexión ferroviaria entre ambas regiones para facilitar la exportación de las furgonetas a través de la terminal del fabricante situada en Bouzas, el establecimiento de un precio de la electricidad competitivo y una revisión del sistema de tarifas de los peajes para que este no afecte a los envíos del proyecto.

El grupo considera que es preciso invertir en la electrificación de la línea ferroviaria para poder exportar sus vehículos desde Vigo a Portugal, y ha manifestado que el actual sistema de peajes aumentaría el coste para los propietarios, lo que podría afectar a las ventas de las unidades en el mercado luso.