Pese a que la crisis sanitaria ha golpeado con fuerza a la industria automovilística mundial, el suministro de piezas y recambios sigue siendo un elemento crucial en este sector, especialmente en los segmentos de vehículos comerciales e industriales.

Así pues, PSA ha decidido reforzar el abastecimiento de sus instalaciones de Vigo con un nuevo almacén para piezas procedentes del tráfico marítimo.

En este sentido, Gefco ha alquilado una nave de 1.200 m² ubicada en Bouzas al Consorcio de la Zona Franca de Vigo para aprovisionar de piezas y recambios a la planta de PSA en la localidad pontevedresa que permanece parada desde el pasado 17 de marzo, según informa la prensa gallega.

Con esta acumulación de material, el grupo automovilístico galo se prepara para retomar de inmediato la producción en cuanto le sea posible.

Por ese motivo, la nueva instalación está localizada muy cerca de la zona que el fabricante francés tiene para el movimiento de carga rodada en el recinto portuario olívico.

A finales del pasado mes de marzo, la instalación viguesa de PSA puso en marcha un ERTE para toda su plantilla por causas de fuerza mayor, una medida que ha sido acordada con la mayor parte de los sindicatos que representan al conjunto de trabajadores de la factoría.