El objetivo es desarrollar una 'superplataforma' para reducir el coste de las inversiones necesarias.

El objetivo es desarrollar una ‘superplataforma’ para reducir el coste de las inversiones necesarias.

Poco después de que BMW y Daimler confirmaran que invertirían 1.000 millones en cinco ‘joint-ventures’ para el desarrollo de servicios de movilidad, el Grupo PSA y Fiat Chrysler están valorando iniciar una cooperación para el desarrollo de plataformas para vehículos eléctricos y conectados.

Teniendo en cuenta las elevadas inversiones que es necesario asumir para adaptarse a las nuevas tecnologías, no es de extrañar que muchos fabricantes opten por poner en marcha estrategias conjuntas que les permitan optimizar sus recursos y reducir sus gastos, tal y como señalan desde El Faro de Vigo.

Ford y Volkswagen, por ejemplo, han unido fuerzas en la investigación sobre la conducción autónoma y los nuevos modelos eléctricos. En el caso de PSA y Fiat, las negociaciones aún están en una fase inicial.

El objetivo pasaría por desarrollar una ‘superplataforma‘ con la que reducir el coste de las inversiones necesarias para introducir esta clase de cambios en el mercado europeo.

En concreto, pretenden centrarse en sistemas y productos vinculados al vehículo eléctrico. Si finalmente llega a materializarse el acuerdo entre ambos fabricantes, se hará efectivo a finales del primer semestre de 2019.

Además, ambos han extendido hasta 2023 su colaboración para la producción del Fiat Ducato, Peugeot Boxer y Citroën Jumper, acordando una producción complementaria para cubrir las necesidades de Opel y Vauxhall.