AP Cartagena terminal de contenedores

Terminal de contenedores del puerto de Cartagena, ubicada en el muelle de Santa Lucia

El Ministerio de Fomento ha publicado en el BOE, este sábado 18 de octubre, las órdenes por las que se aprueba la valoración de los terrenos y lámina de agua de la zona de servicio en los puertos de Cartagena, de Las Palmas, y del puerto de Los Cristianos y el de Santa Cruz de La Palma, estos dos últimos gestionados por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, después de que Puertos del Estado remitiese las mismas al Ministerio.

La determinación del valor de los terrenos y de las aguas de la zona de servicio del puerto es necesaria para calcular la cuantía de la tasa de ocupación, que se devenga en favor de la Autoridad Portuaria, por la ocupación del dominio público portuario en virtud de autorización o concesión, ya que, de acuerdo con la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, la base imponible de la tasa es el valor del bien de dominio público ocupado.

Las propuestas de valoración de los terrenos y lámina de agua han sido formuladas por las autoridades portuarias encargadas de la gestión de los diversos puertos, incluyendo en sus propuestas, entre los antecedentes y estudios necesarios, una memoria económico-financiera.

El valor de los terrenos se determina sobre la base de criterios de mercado. A tal efecto, la zona de servicio queda dividida en áreas funcionales, asignando a los terrenos incluidos en cada una de ellas un valor por referencia a otros terrenos del término municipal, con similares usos y condiciones, en particular los calificados como uso logístico, comercial o industrial.

Además, en el caso de áreas destinadas a la manipulación de mercancías, podrá tomar también en consideración el valor de superficies portuarias que pudieran ser alternativas para los tráficos de dicho puerto.

En la valoración de los terrenos de cada área portuaria deberá además tenerse en cuenta el grado de urbanización general de la zona, las características de ordenación establecidas en el plan especial del puerto, su centralidad en la zona de servicio, y su proximidad, accesibilidad y la conexión con los diferentes modos e infraestructuras de transporte, en particular, a las instalaciones de atraque y áreas de agua abrigada.

En cuanto a la valoración de las aguas, se establece que el valor de los espacios de agua incluidos en cada una de las áreas funcionales en que se divida la zona de servicio de un puerto se determinará por referencia al valor de los terrenos de las áreas de la zona de servicio con similar finalidad o uso o, en su caso, al de los terrenos más próximos.

En la valoración deberá tenerse en cuenta las condiciones de abrigo, profundidad y localización de las aguas, sin que pueda exceder del valor de los terrenos de referencia.

Diversas áreas funcionales

En el puerto de Cartagena, los terrenos de la zona de servicio del puerto de Cartagena se han dividido en 15 áreas funcionales. Así, entre las áreas destinadas al tráfico de mercancías destaca el muelle de Santa Lucía, para el tráfico de contenedores y mercancía general convencional, y el Muelle de San Pedro, destinado al tráfico de mercancía general convencional, con precios que oscilan entre los 59,48 euros y los 79,30 euros/m² en estas zonas.

Además, área funcional que recoge las terminales de graneles de Cartagena, abarca los terrenos situados entre el Dique Bastarreche y el nuevo Dique Sudoeste, limitados por los muelles Sur y Polivalente y el vial que da acceso al nuevo Dique, y tiene un precio de explotación de 108,28 euros/m².

Por su parte, el la orden referente al puerto de Las Palmas, se contemplan, además de 19 áreas funcionales que dividen los precios del terreno, la valoración de los terrenos ocupados por los seis faros que gestiona la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

Puertos Tinerfeños

En cuanto a los puertos gestionados por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, el puerto de Los Cristianos se ha dividido en tres áreas funcionales y tres zonas de aguas, mientras que en el puerto de Santa Cruz de la Palma, se ha dividido en seis áreas y dos zonas de aguas. 

En el área funcional IB de este último puerto, la mayor superficie de la zona de servicio, se desarrolla la actividad comercial de transporte de mercancías, que en una parte muy importante es rodada. Por ella acceden la mayoría de los productos de consumo de la isla, y al mismo tiempo salen las frutas que se exportan, normalmente en camiones frigoríficos. El precio establecido para la misma es de 118,18 euros/m².