Terminal de Ebhisa en el Musel

El 68,8% de la terminal de graneles sólidos, EBHISA, en el puerto de Gijón, podría salir a la venta a mediados de 2014, según el calendario de Puertos del Estado.

El recorrido del cuaderno de ventas, que ha sido elaborado por la Autoridad Portuaria de Gijón y por Puertos del Estado, tendrá que pasar por el Ministerio de Fomento, por el Consejo Consultivo de Privatizaciones y por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, antes de ser finalmente autorizada por el Consejo de Ministros.

El cuaderno de venta también tendrá que ser aprobado por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria, incluyendo las correcciones apuntadas por Puertos del Estado.

La privatización se hará a través de un concurso, en donde se valorarán no sólo los criterios económicos, sino también otras cuestiones como el plan industrial o el plan de inversiones de los candidatos. Además, se exigirá una experiencia mínima en el manejo de terminales portuarias.

Ya hay algunos interesados en la terminal de graneles sólidos de El Musel, entre los que se encuentra la naviera gijonesa Alvargonzález, a través de su empresa Ership. También se han interesado más grupos nacionales y otros que explotan terminales en países del norte de Europa.

El precio de salida en la privatización de EBHISA será superior al establecido en la primera valoración, que era de algo más de diez millones de euros. La integración de los activos de Oligsa en EBHISA, con la consiguiente ampliación de capacidad de almacenamiento de la terminal en la explanada de Aboño, es lo que ha llevado a elevar el precio de salida de cara a la privatización, que el Ministerio de Hacienda está interesado en acelerar.

Esta acción se encaja dentro de los planes de privatización de la terminal de graneles sólidos que la Autoridad Portuaria de Gijón tiene prevista finalizar en 2016.