El puerto de Las Palmas reclama a las empresas estibadoras el pago de la deuda de Sestiba

Tras las reacciones sindicales en contra que ha provocado el dictamen que la Comisión Europea ha enviado al Gobierno español cuentionando el modelo de estiba a través de las Sageps, donde incluso se amenaza con llevar la cuestión al Tribunal Europeo de Justicia, Puertos del Estado ha decidido reunirse con todos los actores implicados para analizar la cuestión.

Así, el próximo martes 9, José Llorca recibirá a los responsables portuarios de UGT, con José Antonio Olaizola al frente de la delegación sindical, para exponer sus puntos de vista. Al día siguiente, el miércoles 10, está previsto que el presidente del organismo público reciba a los representantes de los otros dos sindicatos con representación en la estiba, Coordinadora y CC.OO., y a la patronal de empresas estibadores, Anesco. En todo caso, las reunies serán por separado con el objetivo de que todas las partes puedan exponer sus observaciones.

El motivo de que Puertos del Estado reciba antes a UGT es debido a que la sección de puertos del sindicato tiene previsto celebrar el día 10 una conferencia con sus delegados en todos los puertos de interés general para discutir este asunto y otros que preocupan mucho al sector, como es el convenio de Autoridades Portuarios o el convenio marco de la estiba, que lleva paralizado bastante tiempo sin avances claros. Además, en esta conferencia se expondrá la opinión de Puertos del Estado al respecto del dictamen.

Todos en contra del dictamen

Como ha informado cadenadesuministro.es, el dicamen motivado que la Comisión remitió al Gobierno la pasada semana cuestionando el modelo de estiba portuaria y poniendo en duda la legalidad de las SAGEPs que recoge la Ley de Puertos 33/2010 ha caído como un “jarro de agua fría” entre los sindicatos estibadores españoles.

Según aseguró el portavoz del sector portuario de CC.OO., Ernesto Gómez, es una “prueba palpable de que la Comisión no tiene fuerza para imponer un modelo portuario en Europa pero tiene las malas intenciones de fastidiar un trabajo que se hace en las mejores condiciones de calidad, servicio y rentabilidad“.

Mientras, José Antonio Olaizola, responsable de puertos de UGT, considera que la única intención de la Comisión “no es siquiera liberalizar el sector portuario, que lo está desde hace mucho tiempo, sino desregularizar para que las navieras puedan cargar y descargar sus barcos con personal propio o a través de ETTs y empobrecer así las condiciones laborales».