Punta Langosteira realiza su segunda operación

El puerto exterior de La Coruña ha empezado a recibir una serie de estructuras metálicas de grandes dimensiones que serán embarcadas con destino Senegal y que constituyen la segunda mercancía que utiliza las nuevas instalaciones de Punta Langosteira.

Los pontones, han sido fabricados en las instalaciones que la firma Horta Coslada posee en el polígono industrial de Sabón, contiguo al puerto exterior. Estos pontones miden 23 m de largo por 6 de ancho y 3,65 de alto, con un peso de 78 tn cada uno.

Horta Coslada exportará un total de 36 pontones a Senegal, donde serán utilizados para construir unas plataformas de extracción de minerales en una zona de dunas costeras próxima a la capital del país, Dakar. Las estructuras serán trasladadas al Estado africano en seis buques, a razón de seis pontones en cada buque.

El primer envío se producirá previsiblemente a finales de este mes, en un barco mercante que transportará los seis pontones que serán depositados a lo largo de esta semana en la explanada de operaciones de Punta Langosteira. Según las previsiones de la compañía, los siguientes fletes se llevarán a cabo en octubre, noviembre, diciembre y enero y febrero de 2013.

La cercanía de la fábrica al puerto exterior ha propiciado la captación de este nuevo tráfico para la nueva dársena, que ha sido posible también por el hecho de que ya están habilitados sus viales interiores, la carretera que lo conecta con el polígono de Sabón y la primera explanada de operaciones, de 40.000 m³.

Tercera mercancía en camino

Los pontones se convierten así en la segunda mercancía que utiliza el nuevo puerto coruñés, donde desde finales del pasado mes de agosto se está depositando también una partida de 35.000 tn de clínker que serán exportadas dentro de dos semanas a Sudamérica. Se trata de un tipo de clínker en estado sólido que, por su presentación, no es pulverolento y no tiene propiedades organolépticas, por lo que es inodoro.

El clínker se está almacenando a una distancia superior a 10 m del cantil y para su descarga se están siguiendo las directrices que marca para Punta Langosteira el Código de Conducta Ambiental del puerto de La Coruña, de forma que se evita cualquier afección al entorno y se minimizan las emisiones de partículas.