Tras la decisión del pueblo británico de salir de la Unión Europea en el referéndum celebrado el pasado 23 de junio, desde Drewry han analizado las consecuencias que la salida del Reino Unido podría tener en el transporte marítimo del país.

Si bien desde la consultora reconocen que es demasiado pronto para hacer predicciones, al existir realmente más aspectos «desconocidos» que «conocidos» sobre las relaciones comerciales que el país mantendrá en el futuro, los expertos afirman que el Brexit traerá consigo consecuencias positivas y negativas.

Así, aunque el transporte marítimo con el resto de Europa podría verse afectado por impuestos arancelarios y el retorno de las aduanas, por ejemplo, las relaciones comerciales del país con otras regiones como la India, China, Estados Unidos, Canadá y Sudamérica podrían verse favorecidas, al no estar condicionado el país al consenso de los 28 Estados miembros que integran la UE.

No obstante, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el Brexit implica un aumento sustancial de la incertidumbre económica, política e institucional, lo que provocará una desaceleración del PIB del país y, por ende, un menor volumen de mercancías manipuladas en los puertos británicos.

En lo que respecta al transporte marítimo entre el Reino Unido y el resto de Europa, cabe destacar que el 31% de los contenedores y el 78% del tráfico ro-ro que pasan por las instalaciones portuarias británicas tienen como origen o destino el resto de la UE. En este contexto, el crecimiento o desaceleración en el comercio entre ambas regiones dependerá directamente de los aranceles y procedimientos aduaneros que se implanten.

Depreciación de la libra

Otras cuestiones que podrían parecer relevantes no lo son tanto, según la consultora. Así, la depreciación de la libra, que ha perdido un 10% de su valor frente al dólar estadounidense en sólo un mes, no debería tener un impacto en el transporte marítimo, ya que no existe una relación directa entre las tasas de cambio de estas dos monedas y las mercancías manipuladas en los puertos, de acuerdo con los registros de la última década.

trafico de contenedores en el Reino Unido y cambios en el valor de la libra

Del mismo modo, teniendo en cuenta la gran cantidad de bienes de consumo que el Reino Unido importa, sería razonable esperar que las importaciones más caras sean menos atractivas para los consumidores británicos.

No obstante, desde la consultora sostienen que el Reino Unido seguirá adquiriendo grandes cantidades de productos fabricados en Asia independientemente de los tipos de cambio y el incremento del precio de las importaciones, no volviendo a la producción nacional, ya que la diferencia de los costes laborales entre el país y Asia sigue siendo «enorme». Lo que sí podría suceder es que entren en juego otras regiones como la India, Bangladesh o América del Sur como proveedores del pueblo británico.

Servicios directos

Por otro lado, tampoco es extraño pensar que un Reino Unido aislado políticamente podría no beneficiarse a partir de su salida de la UE de servicios directos en las líneas de contenedores, ya que no existe ningún gran operador marítimo con sede en Reino Unido.

Con respecto a este punto, los expertos consideran que las navieras seguirán ofreciendo conexiones directas en los puertos de la región ya que, incluso si entra en una pequeña recesión, los volúmenes que importa y exporta son suficientemente grandes para justificar estas escalas.

De hecho, el Reino Unido es actualmente la región que importa más contenedores desde Asia de todo el Norte de Europa, y 15 de los 17 servicios que conectan el continente asiático con la región hacen escala en el país.

cuota del trafico de contenedores del Reino Unido con otras regiones