La Asamblea General de la Organización Internacional del Transporte por Carretera, IRU, ha nombrado a Radu Dinescu como nuevo presidente, un cargo en el que tomará el relevo de Christian Labrot, que ha ocupado el puesto durante los últimos cuatro años.

Dinescu, que ha sido elegido por unanimidad, ejerce como secretario general de la Unión Nacional de Transporte por Carretera de Rumanía. En su nueva posición, tratará de apostar por la sostenibilidad y el diálogo en el sector, con el fin de mejorar las perspectivas del transporte por carretera.

Para ello, contará con el apoyo de Asli Çalik como presidente del área de Transporte de Mercancías y Patrick Westelinck como presidente del área de Transporte de Viajeros, que ocuparán además el cargo de vicepresidentes.