la moda impulsa el e-commerce

A pesar de que en este 2013, la economía mundial ha crecido a un ritmo más lento de lo que muchos esperaban, los comercios o retailers de todo el mundo han experimentado un crecimiento considerable en sus ventas online. 

Las estimaciones sugieren que la industria mundial del comercio electrónico generará 120.000 millones de dólares en ventas a finales de este año, impulsadas, en gran medida, por el rápido crecimiento de Asia y por la rápida evolución en los hábitos de compra en todo el mundo.

En los próximos 12 meses, se espera que las ventas globales del comercio electrónico superen por primera vez los 140.000 millones de dólares, ya que cada día más consumidores utilizan sus dispositivos móviles y tabletas para comprar.

Sin embargo, este 2014 el comercio no se podrá relajar en absoluto, ya que los compradores buscan experiencias de compra más enriquecedoras y personalizadas. Así que para prosperar, los retailers deberán replantear tanto la forma en la que venden como qué es lo que venden.

Tendencias mundiales

Para Rakuten las tendencias mundiales del retail para el 2014 se pueden resumir en los siguientes cinco puntos.

En primer lugar el contenido será la clave de las compras. Con la caída de ingresos de los medios de comunicación, se están ideando nuevas estrategias de publicidad para crear contenidos multimedia relevantes para el consumidor.

Los compradores ya no están satisfechos con el modelo «máquina expendedora» utilizado en la última década, sino que quieren estar entretenidos e informados mientras navegan por la web y toman decisiones de compra.

En segundo lugar, las redes sociales influirán en las decisiones sobre el stock de los comercios. El rápido crecimiento de las comunidades sociales como Pinterest, ofrece a los vendedores la posibilidad de acceder a una información de valor incalculable casi a tiempo real, algo con lo que la investigación del mercado tradicional no puede competir. 

En tercer lugar, los múltiples canales requerirán de una única visión hacia al cliente. En cualquier momento, un comprador puede interactuar con una marca desde varias plataformas durante un mismo día, por ello, una prioridad para los retailers será la de encajar todas las piezas de estos canales para que se pueda desarrollar un perfil más comprensible del cliente. 

En cuarto lugar, la híper-segmentación llevará la personalización on-line a las tiendas físicas. La híper segmentación de los compradores ha despertado mucha fascinación y en 2014 se esperan ver avances en la tecnología de la segmentación que posibiliten a los comercios ofrecer una experiencia altamente personalizada tanto en las tiendas físicas como en las online.

Por último, la personalización masiva hará sentir los productos más propios. Los consumidores de hoy ya no quieren productos comunes, sino productos que reflejen su personalidad, por ello, cada vez se está ofreciendo a los clientes la posibilidad de ofrecer productos únicos, desde un grabado personalizado en el producto hasta la posibilidad de escoger unas zapatillas entre infinitos colores.

En este contexto, si los comercios utilizan de forma inteligente la información sobre la preferencias de sus clientes y sus hábitos de compra, no sólo podrán moldear su oferta de productos, sino que también podrán adaptar la forma en que se debería comercializar. 

Esta información les ayudará a ver la necesidad de desarrollar contenidos relevantes y ofertas personalizadas, que en definitiva, les ayudará a generar más ventas.