La formación es uno de los principales retos del sector logístico en un escenario de creciente complejidad y en el que las nuevas tecnologías están provocando una revolución en la gestión de la cadena de suministro.

Dentro del transporte aéreo también se producen innovaciones. Una de las últimas tiene que ver con la formación del personal que ejecuta operaciones en tierra y con la realidad virtual.

Iata está desarrollando un completo programa de simulación de realidad virtual con el que quiere revolucionar la preparación del personal auxiliar de tierra en los aeropuertos y que ha sido presentado en exclusiva en Madrid este mismo mes.

Inicialmente el programa consta de dos módulos dedicados a inspección de aeronaves e instalaciones aeroportuarias, así como al control e indicación de maniobras, aunque se irá completando en próximas versiones.

La realidad virtual facilita el aprendizaje

El programa lleva el nombre de RampVR e incluye un completo sistema de realidad virtual inmersiva que simula diferentes actividades en tierra, más de 50 incidencias, diferentes modelos de aviones Airbus y Boeing, así como diversas condiciones meteorológicas y de luz, tanto de día como de noche.

Para su funcionamiento, el sistema incluye un completo programa informático que simula las operaciones, unas gafas de realidad virtual, un par de detectores de movimiento que cubren un área de tres metros cuadrados y un par de mandos para ejecutar las misiones que se determinen.

Este programa facilita la formación del personal de tierra, ahorra costes y ofrece un mayor control sobre el nivel de conocimiento de los trabajadores, ya que el sistema de realidad virtual ofrece la posibilidad de realizar operaciones aeroportuarias en diferentes condiciones con gran realismo, pero en un entorno controlado.

Además, el programa permite realizar evaluaciones y repetir acciones para que la asimilación de los conceptos sea correcta gracias a las facilidades que ofrece un entorno audiovisual. Igualmente, el sistema, que puede adquirirse por módulos, con solo el software o con todo el equipo informático necesario, ofrece grandes posibilidades para examinar candidatos a nuevos puestos de trabajo.

Varios aeropuertos de Europa central y Europa del este han mostrado interés en incorporar esta tecnología para la formación de sus equipos de tierra.