El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales no ha admitido el recurso de la Asociación Per L’Horta contra el acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valencia que daba luz verde al inicio de las obras de acondicionamiento de la ZAL.

Estos trabajos, consistentes en la reparación de los desperfectos originados por la falta de uso, son necesarios para la recepción de la actuación. Fueron licitados por el Sepes en junio de 2020 por 5.323.665,22 euros y se adjudicaron en noviembre por 3.288.428,01 euros a la UTE formada por ELIT y Áreas Infraestructuras.

Las obras, que contemplan la reparación y puesta a punto del saneamiento, firmes y pavimentos, jardinería y riego, y alumbrado, estarían ya en ejecución si la adjudicación no hubiera sido recurrida, por lo que con esta resolución, el Sepes ya puede activar el contrato.

Es la tercera vez que la Justicia rechaza alguna de las apelaciones de la Asociación Per L’Horta, pues el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ya denegó dos veces los recursos de suspensión cautelar de la ZAL. Igualmente, la Junta de Gobierno denegó un recurso que pretendía paralizar el plan de adecuación del entorno de la ZAL.

Conviene apuntar, que hasta el momento VPI Logística ha adjudicado ya cuatro parcelas a Raminatrans, QA Pimba, MSC y Medlog Iberia, que tienen previsto invertir, conjuntamente, 73,4 millones, en proyectos que tendrán un fuerte componente ecológico.