Infraestructura ferroviaria que incorpora un tercer carril.

La tecnología del tercer carril compatibiliza la explotación de las dos vías en los dos anchos, Ibérico y UIC, simultáneamente Permite velocidades superiores a 200 km/h en plena vía.

Recorder ha calificado este proyecto como «prioritario» para la economía catalana y ha instado al Gobierno español a invertir en aquellas infraestructuras «que crean crecimiento y ocupación» y no en «callejones sin salida», como, según cree, está haciendo el Ministerio de Fomento.

El proyecto contempla la adaptación al ancho mixto de una de las dos vías de la línea convencional entre Tarragona y el Nudo de Castellbisbal, de una longitud de 82 km y que se denomina tercer carril, que tendría un coste estimado de 186 millones de euros y 18 millones más si se incluye el coste de los accesos al Puerto de Tarragona.

Desde el Departamento han asegurado que el servicio podría estar listo en un plazo máximo de dos años, porque la actuación se realiza sobre un corredor ya existente y se necesitaría sólo la redacción del proyecto constructivo con la posterior realización de las obras.

El tercer carril, según datos del Departamento, dotaría este corredor de una capacidad de 12 trenes diarios por sentido, lo que supone doblar la cuota actual del transporte ferroviario hacia Europa.

«La actuación no tendría ningún tipo de afectación para el servicio de viajeros«, ha explicado el director general de Transportes de la Generalitat, Ricard Font, que ha recordado que se trata del mismo procedimiento que se ha hecho con la conexión entre Barcelona y la frontera francesa.

Tanto Recoder como Font han explicado que algunas empresas que se verían beneficiadas por el corredor mediterráneo, como la química alemana BASF, «han mostrado su predisposición» a construir sus propias plataformas ferroviarias para acceder al corredor.

El delegado del Gobierno en Tarragona, Quim Nin, ha afirmado, por su parte que las empresas de la zona «necesitan con garantías» de que en 2015 estará hecho el tercer carril, y ha asegurado que «se está discutiendo la viabilidad futura» de los complejos petroquímicos más importantes del sur de Europa.

El conseller ha subrayado, además, que el Corredor Mediterráneo sigue siendo «un dibujo en un mapa» después que, hace seis meses, se incluyó tal corredor en la red básica transeuropea y se ha mostrado «sorprendido» por el hecho de que las inversiones de Fomento no incluyan recursos para este corredor.

«La priorización de recursos del Gobierno no es la correcta, y está claro que el Ministerio ha apostado por la alta velocidad, mientras que las mercancías han quedado en el olvido», ha explicado Recoder.

En este sentido, considera que el Estado «debería replantearse» la política de inversiones públicas y asegura que Europa y los mercados «verían con buenos ojos» la inversión en el Corredor Mediterráneo.

Recoder ha instado al grupo parlamentario de CiU en el Congreso a presentar una enmienda a la totalidad de los Presupuestos, porque en su opinión desde el punto de vista de infraestructuras son «inasumibles» para Cataluña, ya que «no satisfacen» ninguna de las demandas en este ámbito.