La inversión logística en Europa ha batido un récord en 2020, con un total de 39.000 millones de euros que suponen un aumento del 5% interanual y de un 24% por encima de la media de los últimos cinco años, según la consultora Savills Aguirre Newman.

Respecto a la absorción, en 2020 se han contratado 26.000.000 m² de espacio logístico en Europa, un 12% más que en 2019 y un 19% por encima del promedio de los últimos cinco años, alcanzando igualmente niveles récord.

El país a la cabeza es Alemania, con 6.800.000 m² de absorción logística, que representan un incremento del 3% en estos cinco años y suponen un 26% del total de Europa. Polonia también ha registrado un récord, con 5.200.000 m², un 45% más, y en Holanda se han contratado 2.600.000 m², un 0,3% más, mientras Reino Unido ha experimentado un aumento del 58%, con 4.700.000 m².

En España, el volumen registrado en Madrid y Barcelona ha superado los 1.350.000 m² en 2020, lo que supone un incremento interanual del 18%. El excelente comportamiento de Madrid, con un crecimiento del 70% respecto a 2019, ha compensado la ralentización del mercado de Barcelona, donde el nivel de disponibilidad, del 3,4%, continúa oprimiendo la actividad.

Países más activos en la inversión

En cuanto a inversión, el informe concreta que los países europeos más activos han sido el Reino Unido, con 10.270 millones de euros, Alemania, con 6.600, y Francia, con 4.200,  concentrando la mayoría de las operaciones.

Sin embargo, Polonia, con 2.600 millones de euros, y Suecia, con 3.400 millones, han sido los mercados con resultados más significativos respecto a la media de los últimos cinco años, con incrementos del 131% y el 45% respectivamente.

En España, el mercado de inversión ha superado los 1.500 millones de euros, un 8% menos que en 2019, aunque sin tener en cuenta  la compra del portfolio de los activos de Colonial por parte de Prologis ese año, el mercado habría experimentado un crecimiento del 23%.

Conviene apuntar que los inversores están buscando fuera de las ubicaciones principales las rentabilidades más atractivas, mirando hacia mercados como el español, con un mayor potencial de crecimiento.

Además, se está observando una mayor demanda por parte de los operadores chinos de ‘e-commerce’ que operan a través de sus propios centros de distribución y venden a través de mercados de comercio electrónico establecidos en los mercados europeos. Esta tendencia se acelerará en los próximos años, empezando por Europa Central y Oriental y extendiéndose hacia el Oeste.