Cruceros en el puerto de Barcelona

Durante los días 17, 18 y 19 de mayo el puerto de Barcelona ha recibido 17 buques de crucero con un total de 64.000 pasajeros a bordo, registrando así el récord de este año de cruceristas y cruceros en un solo fin de semana en el recinto portuario.

El viernes han atracado en el puerto ocho embarcaciones de crucero que han supuesto un movimiento de más de 29.000 pasajeros, el sábado llegaron a la ciudad 3 naves turísticas con 8.500 cruceristas mientras que el domingo serán 6 los cruceros que visiten Barcelona con un total de 26.500 pasajeros.

Esta gran afluencia de cruceristas en Barcelona coincide también con unos días de elevada actividad turística y de visitantes en la ciudad por la coincidencia de diferentes eventos culturales.

Para gestionar de la manera más eficiente los flujos de cruceristas que llegan a la ciudad, el puerto de Barcelona trabaja coordinadamente con el Ayuntamiento, Turismo de Barcelona y otras instituciones. En días como los de este fin de semana, en el que más de un 60% de las operaciones serán de inicio y final de viaje, se pone además en marcha la operativa conjunta con el Aeropuerto de El Prat para la gestión y transporte de equipajes de algunos barcos.

Impacto económico

El 60% de los cruceristas que pasaron en 2012 por el puerto de Barcelona fueron de “turnaround”, es decir, iniciaron o finalizaron su itinerario en la ciudad. En concreto, más de 1,4 millones de pasajeros embarcan o desembarcan con sus equipajes en el recinto portuario catalán.

Según las estimaciones de Turismo de Barcelona, cada pasajero de crucero en “turnaround” hace un gasto medio de 114 euros diarios mientras que en el caso de los pasajeros en tránsito esta cantidad es de 61 euros.

Con estas premisas, el impacto económico que generó el tráfico de cruceros para la ciudad de Barcelona en 2012, sin contar el generado en la propia actividad portuaria: terminales, estibadores, provisionistas, etc. se estimó en más de 232 millones de euros.

Este año 2013 el puerto de Barcelona espera alcanzar los 2,6 millones de cruceristas, similar a la cifra récord que se registró en 2011.

El puerto de Barcelona es el primer puerto de cruceros de Europa y el Mediterráneo y cuarto puerto base del mundo.

Este tráfico viene afianzado por la calidad y la capacidad operativa de las instalaciones, las terminales públicas gestionadas por Cruceros del puerto de Barcelona, como las terminales A, B y C en el muelle Adosado y Norte y Sur del WTC y la terminal privada de cruceros del grupo Carnival, en el muelle Adosado.