La ampliación del puerto de Gijón, supuso un encarecimiento del 40%, respecto de lo presupuestado en un principio.

Los graneles líquidos han repuntado un 10,18% y los graneles sólidos, un 23,1%.

En 2017, el puerto de Gijón ha movido 21.735.137 toneladas, lo que supone un récord absoluto en el volumen de toneladas. En total, son 169.000 más que las alcanzadas en 2005, que marcaba hasta ahora el máximo anual, y 3.394.609 más que en 2016, lo que implica un incremento del 18,51%. 

Los graneles líquidos han repuntado un 10,18% gracias al butano y al propano, mientras que los graneles sólidos han aumentado un 23,1% por la importación de cereales y la exportación de cemento, yeso y caliza, totalizando 4.669.930 toneladas. 

Destaca también el incremento en el tráfico de carbón, que ha pasado de las 675.044 toneladas en 2016 a las 1.190.293 en 2017, un 76,3% más. Asimismo, la terminal EBHI de graneles sólidos ha logrado un crecimiento del 18,97%, con 14.549.669 toneladas movidas.

Por su parte, el crecimiento de la mercancía general, con 1.617.603 toneladas, se debe en buena medida al incremento en las exportaciones de Arcelor Mittal, con un movimiento de 189 buques con 571.000 toneladas. También conviene destacar en este apartado el aumento del 16,08% en el tráfico de contenedores, con 76.361 TEUS.

En total se han movido 909.318 toneladas de mercancía contenerizada, lo que fija un máximo histórico para el puerto, debido a la exportación de productos alimenticios y coque, así como la importación de legumbres. 

Por otro lado, el puerto de Gijón, cuya cifra de negocios de 2017 ha batido también el récord de 47,6 millones de 2005, concederá un préstamo de 275.000 euros a la Zalia para contribuir junto al puerto de Avilés a mejorar su situación económica y que pueda atender el pago de las obligaciones asumidas.