Puerto de Gotemburgo

El puerto de Gotemburgo ha sido uno de los primeros puertos del mundo en ofrecer conexión a la red de alta tensión  a los buques atracados, una tecnología que reduce las emisiones contaminantes al aire, así como las emisiones de gases de efecto invernadero y reduce el ruido al mínimo al utilizarse energías renovables.

En total, uno de cada tres buques que hace escala en el puerto de Gotemburgo puede apagar sus motores diesel en el muelle y utilizar en su lugar esta fuente de alimentación.

Esto motivó que en noviembre de 2011 el puerto recibiera el Energy Globe Award por sus logros en este campo.

¿Cómo empezó todo?

Ya en 1989 fueron adaptados los ferries Stena Germanica y Stena Scandinavica de Stena Lines para alimentarse con electricidad de bajo voltaje. Desde entonces la tecnología se ha desarrollado y la primera nave en conectarse a una fuente de alimentación de alta tensión en tierra, OPS, en el puerto de Gotemburgo tuvo lugar en enero de 2000 y desde entonces se ha convertido en un gran éxito.

La gran diferencia entre la alta y baja tensión es que se puede reducir el número de cables de 10 a uno y que el tiempo de conexión también se reduce de unos 20 minutos a cinco minutos como máximo.

Stora Enso, una compañía de celulosa y papel, fue la promotora inicial de este sistema en el puerto de Gotemburgo en los años 90. La empresa quería adaptar todos los eslabones de su cadena de suministro con el medio ambiente en el transporte de papel de Suecia al resto de Europa. El puerto de Gotemburgo era uno de los puertos que competía por el negocio de Stora Enso y estaba decidido a ofrecer la oferta más ecológica e inteligente.

Per Lindeberg, el ingeniero electrónico jefe del puerto en ese momento, supo ver la factibilidad de suministro de buques en el puerto con electricidad desde una fuente con base en tierra, en vez de utilizar los motores auxiliares de los barcos. 

Él consideró que esto reduciría las emisiones de los buques radicalmente y también reduciría el ruido, lo que beneficiaría tanto al medio ambiente y como las condiciones de trabajo en el puerto. Todo el mundo estaba a favor de la idea, por lo que el reto era encontrar una solución que funcione.

Se desarrolló una cooperación entre los armadores, Cobelfret y Wagenborg Shipping, y la proveedora de equipos eléctricos, ABB. El gobierno sueco también contribuyó con financiación.

En la actualidad, cinco muelles del puerto de Gotemburgo suministran energía en tierra y cerca de 10 buques están equipados de la tecnología. La energía es suministrada por energías renovables como la energía eólica. Las compañías navieras que utilizan la tecnología son Stena Line, Cobelfret y Transatlantic.

Próximos pasos

Un estudio de viabilidad se ha llevado a cabo recientemente en el puerto de Gotemburgo para examinar los aspectos ambientales, técnicos y económicos sobre la introducción de la tecnología en todas las terminales y los buques en el puerto. Los resultados estarán pronto disponibles en la página web del puerto. www.portgot.se.

El puerto tiene la ambición de convertirse en la primera terminal de carga rodada en el mundo que ofrece la OPS para la totalidad de los buques que lo visitan.

Artículo escrito por la gerente de Sostenibilidad del Puerto de Gotemburgo, Susan Dutt.