GNL puerto Ferrol

El proyecto aportará beneficios tanto a Galicia como a la península ibérica en su conjunto.

Una década después de la puesta en servicio de la planta regasificadora de Reganosa en el puerto de Ferrol, la empresa aspira a convertir la instalación en un referente en el suministro de Gas Natural Licuado, GNL, como combustible marítimo, un proyecto que aportará beneficios tanto a Galicia como a la península ibérica en su conjunto.

El objetivo es constituir un gran ‘hub’ de GNL en el puerto de Ferrol, teniendo en cuenta que el futuro pasa por el uso de este combustible para reducir un 25% las emisiones de CO2, un 90% las de óxidos de nitrógeno y eliminar completamente las de óxidos de azufre.

De este modo, el recinto portuario podrá disponer de infraestructuras totalmente equipadas para atender la demanda de las diferentes navieras que utilizan las instalaciones. Así, según ha explicado el presidente de la Autoridad Portuaria, José Manuel Vilariño, que ha mostrado su apoyo al proyecto de Reganosa, «el puerto será un enclave gasista de referencia mundial«.

Actuaciones necesarias

No obstante, esta iniciativa, que también será impulsada por la Xunta de Galicia, requiere de ciertas actuaciones en la actual terminal de GNL, como la construcción de un tercer tanque para mejorar su capacidad de almacenamiento y poder ofrecer precios competitivos a los clientes de toda Europa.

[youtube video=»h74pa-hlUaw» ancho=»480″ alto=»300″]

Del mismo modo, es preciso contar con un segundo atraque para poder recibir buques de cualquier tamaño. Además, la empresa está trabajando en un nuevo buque que permitirá abastecer de combustible a otras embarcaciones fondeadas o atracadas, mientras descargan, y que también podría llevar el gas a terminales satélite de otros puertos gallegos.

La elección de Ferrol se debe, entre otros motivos, a la presencia en el puerto de uno de los mayores centros de reparación de gaseros, lo que permitiría incrementar las posibilidades de repostaje en la terminal.