muro-de-calais-construido-por-reino-unido

El muro ha supuesto una inversión de 2,7 millones de euros por parte de Reino Unido.

Las autoridades británicas han concluido la construcción de un muro de hormigón de cuatro metros de alto y un kilómetro de largo en el puerto de Calais (Francia), que servirá como barrera para impedir que inmigrantes y refugiados traten de subir a los camiones que se dirigen hacia Reino Unido.

La obra comenzó a principios de septiembre de 2016 y tiene como objetivo garantizar el acceso al puerto y aportar tranquilidad a los residentes de la zona, tras un aumento de la inseguridad debido a la cercanía del campamento de refugiados conocido como ‘La Jungla‘, desde el que miles de inmigrantes han tratado de cruzar el canal de la Mancha.

A pesar de que el campamento, en el que se alojaban cerca de 10.000 inmigrantes, ha sido desmantelado por completo y las autoridades locales intentaron paralizar la construcción de esta barrera, el muro ha continuado avanzando hasta su conclusión.

El Reino Unido ha invertido 2,7 millones de euros en esta infraestructura que según denuncian desde el Ayuntamiento de Calais, contribuirá a que la ciudad quede «encerrada por todas partes«.