La dirección de Renault y los sindicatos han retomado la negociación del convenio colectivo después de que la representación sindical estudiase el Plan Renaulution y la posibilidad de que algunos de los nuevos productos lleguen a las fábricas españolas.

El fabricante ha querido demostrar su voluntad de avanzar en la negociación aceptando la propuesta de firmar un convenio para el periodo 2021-2024, en lugar de los dos planteados inicialmente.

No obstante, se ha recordado la importancia de acompañar la estrategia Renaulution, especialmente en los primeros dos años, cuando no se podrán incrementar los costes.

También están dispuestos a sentarse a negociar dos veces por semana para poder optar a las futuras adjudicaciones cuanto antes, por lo que las próximas reuniones se han fijado para los días 28 y 29 de enero.

Durante la última reunión, se han repasado los posibles modelos que llegarían a las plantas españolas si se alcanza un acuerdo y que permitirían mejorar su competitividad. Así, la de Palencia podría recibir hasta tres carrocerías del nuevo HHN y la de Valladolid un nuevo vehículo de la plataforma B, híbridos en ambos casos.

La Factoría de Motores, por su parte, se ocuparía del motor HR12 y sus evoluciones, y la fábrica de Sevilla de una nueva caja de velocidades. Los dos serían también híbridos, lo que facilitaría la introducción de todas las plantas en la nueva movilidad.

Esta carga de trabajo implicaría la consolidación de la Ingeniería del fabricante en España, que se especializaría en el desarrollo de la tecnología híbrida y las nuevas movilidades, y que la sede de Renault en España continuaría estando en Madrid.