La industria de automoción vive un proceso de transformación energética que implica la adopción de nuevas energías más sostenibles, aunque algunas alternativa aún no presenten un grado de madurez que permita su comercialización masiva.

En este proceso, el Grupo Renault completa su oferta de vehículos comerciales con los nuevos modelos Master Z.E. Hydrogen y Kangoo Z.E. Hydrogenequipados en ambos casos con una pila de combustible que asegura una potencia eléctrica y térmica de 10kW, desarrollada en colaboración con Symbio, filial del Grupo Michelin.

Este dispositivo permite alargar la autonomía de los dos modelos a más de 350 kilómetros, frente a 120 y 230 kilómetros respectivamente para las versiones eléctricas de baterías, con un tiempo de recarga, además, que pasa de horas a períodos de entre cinco y diez minutos.

Así mismo, la marca francesa estima que empezará a comercializar el modelo Kangoo Z.E. Hydrogen a finales de 2019, y el Master Z.E. Hydrogen a mediados de 2020.

El fabricante galo estima que, aunque el hidrógeno aún no es una tecnología totalmente madura, accesible para la mayoría y procedente de una producción descarbonizada, su desarrollo es complementario a las aplicaciones con batería exclusivamente, para flotas de empresa, usos intensivos y vehículos pesados.

En Europa existen actualmente 125 estaciones hidrogeneras disponibles, con otras cien en proyecto para 2020, según los datos de Renault.