La Comisión Negociadora del convenio colectivo de Renault ha abordado en su última reunión los ritmos del trabajo en cadena, la formación y los turnos especiales.

La Dirección estudiará la creación de una escuela de formación y reciclaje para trabajadores de más de 50 años, que les permita pasar de puestos de cadena rígida a realizar otras funciones dentro de la organización.

Asimismo, se ha comprometido a continuar trabajando para la eliminación de los puestos rojos a nivel ergonómico, dentro de su estrategia de Salud, Seguridad y Ergonomía.

Ambos aspectos han sido bien valorados por la representación de los trabajadores, que ha decidido retirar de sus pretensiones diversos puntos, como reducir en cinco minutos cada turno, cambiar el sistema actual de ritmos o reducir la saturación de los puestos de trabajo al 85%.

Otro de los aspectos que se han retirado está relacionado con la posibilidad de bloquear la velocidad de la cadena. En cuanto a la formación, se ha aceptado suprimir la petición para que el tiempo de desplazamiento para asistir a una formación corra a cargo de la empresa y la eliminación de los planes de progreso individual.

En su caso, la empresa ha decidido retirar de su propuesta algunas materias relacionadas con los turnos especiales, desistiendo de su propósito de convertirlos en obligatorios y de la posibilidad de utilizar el turno fijo de noche en las factorías de mecánica o de que el turno de noche pueda implantarse a media jornada.

No obstante, ha solicitado una reflexión acerca de la problemática que genera el alto volumen de utilización de los turnos fijos para la organización de las factorías. Las dos próximas reuniones tendrán lugar el 2 y el 4 de febrero.