Aunque el objetivo no es comercializar este modelo, los resultados conseguidos con el modelo Optifuel Lab 3 de Renault Trucks podrían ayudar a incorporar tecnologías más eficientes a los camiones de serie. Optifuel Lab 3 es un vehículo laboratorio que tiene como finalidad analizar en el segmento de larga distancia la reducción en el consumo de carburante.

En las últimas pruebas efectuadas con este vehículo se ha conseguido una reducción del consumo de un 12,5 % en relación a un vehículo estándar gracias a una optimización desde varios puntos de vista: aerodinámica del conjunto tractora-remolque, cadena cinemática y los neumáticos, integración de funcionalidades predictivas adicionales de apoyo a la conducción eficiente y en la gestión de la energía.

Surgido en el marco del proyecto Falcon iniciado en el año 2017, tras 18 meses de desarrollo, seis meses de pruebas en pista y en carretera y 15.500 kilómetros recorridos, Optifuel Lab 3 ha conseguido una reducción del consumo del 12,5 % en relación al Renault Trucks T de serie, enganchado a un semi estándar. Esto se traduce en un ahorro de 3,75 litros de carburante y 9,8 kilos de CO² a los 100 kilómetros.

Para ello, los ingenieros de Renault Trucks han utilizado un ciclo de pruebas representativo del uso en grandes distancias, compuesto por 68 kilómetros en un entorno regional y 136 kilómetros en autopista. Las pruebas con Optifuel Lab 3 se han realizado en pista cerrada y en carreteras, agregando simulaciones que han permitido analizar y correlacionar las medidas.

De forma paralela, también se han realizado las pruebas con un vehículo de referencia cuyas características y cadena cinemática similar a las del vehículo laboratorio, el Renault Trucks T480, equipado con un semirremolque con carrocería de lonas.

La evaluación de la mejora en cuanto a la resistencia aerodinámica se ha realizado utilizando el procedimiento de la reglamentación oficial CO². Efectuándose mediciones del par en la rueda a dos velocidades constantes: velocidad baja (~15 km/h) y velocidad alta (~90 km/h) respetando la secuencia de prueba definida por la Comisión Europea. Se ha utilizado este procedimiento para evaluar la contribución a la mejora aerodinámica sólo de la tractora en primer lugar, y del convoy completo.

La evaluación de cómo las mejoras en la resistencia aerodinámica se traducen en ahorros de consumo de carburante, se ha llevado a cabo mediante simulaciones del ciclo representativo del cliente definido en el proyecto, antes de confirmarse mediante pruebas en carretera.

El proyecto Falcon ha confirmado la pertinencia de las tecnologías empleadas para alcanzar el objetivo de reducción de consumo. Los trabajos en un vehículo laboratorio permiten a Renault Trucks preparar las soluciones técnicas de sus futuros productos, especialmente a la hora de responder a las exigencias de las normativas europeas sobre las emisiones de CO2 de los camiones, las masas y dimensiones y los neumáticos.