nuevo-camion-laboratorio-de-renault-trucks

Las nuevas tecnologías se probarán en un prototipo en condiciones reales a partir de finales de 2018.

Renault Trucks continúa investigando para mejorar la eficiencia energética de los conjuntos de tractora y semirremolque a través del proyecto ‘Flexible & Aerodynamic Truck for Low CONsumption‘, Falcon, que permitirá desarrollar un vehículo experimental con un alto potencial de reducción del consumo de carburante y, en consecuencia, de las emisiones de CO2.

El objetivo del fabricante, en línea con los proyectos Optifuel Lab 1, Optifuel Lab 2 o Urban Lab 2, es diseñar un nuevo vehículo que garantice una reducción del consumo del 13% en relación a un enganche estándar remolcado por un camión de la gama T.

La iniciativa, en la que también participan Faurecia, Michelin, Total, Fruehauf, Wezzoo, Benomad, Styl’Monde, Polyrim, Enogia, IFPEN, Escuela Central de Lyon e Ifsttar, cuenta con financiación pública francesa a través del Fondo Único Interministerial.

Nuevas tecnologías

Los avances tecnológicos en los que se está trabajando tendrán como objetivo la rentabilidad de la inversión del cliente en dos años como máximo y en condiciones normales de explotación. Además, se espera llegar a la fase de industrialización a medio plazo.

Entre ellos, destaca la optimización de la aerodinámica del conjunto vehicular, neumáticos de baja resistencia al rodamiento y conectados, funcionalidades predictivas de ayuda a la conducción económica, y la mejora de la cadena cinemática mediante un sistema de recuperación de calor y una composición optimizada de lubricantes.

Estas tecnologías se integrarán en un prototipo y se probarán en condiciones reales a partir de finales de 2018, con la intención de finalizar el proyecto en el año 2020. De este modo, el fabricante podrá contar con un nuevo laboratorio sobre ruedas para evaluar las tecnologías que favorezcan la reducción del consumo de carburante y prepararse ante futuras normativas sobre emisiones, masas y dimensiones, y neumáticos.