Confort, eficiencia y conectividad son los objetivos que han guiado a Renault Trucks en la evolución de sus gamas T, C y K, presentada recientemente en el madrileño circuito de El Jarama, y con las que quiere poner a disposición del transporte de mercancías unos vehículos adaptados a las nuevas necesidades que existen en el sector.

Así mismo, la marca francesa mantiene su compromiso con la sostenibilidad, por medio de una gama que se va renovando paulatinamente, cada vez más eficiente, con una reducción de consumo y emisiones contaminantes en consonancia.

En el interior, los nuevos vehículos incorporan una identidad visual propia, con unos faros más estilizados que
se unen a la nueva forma de la parrilla abatible, así como un nuevo parachoques en tres piezas.

Por otra parte, también destaca una nueva columna de dirección de tres ejes, que permite una adaptación a medida de cada constitución y modo de conducción, con orientación multidireccional y ajuste tipo cremallera de 60°, con lo que mejora el confort de los conductores.

De igual modo, los nuevos asientos también mejoran la calidad del puesto de conducción, mientras que la nueva litera de gama alta de serie añade un grosor de dos centímetros adicionales y una espuma de alta densidad con el doble de muelles.

Además, el cuadro de mandos panorámico acerca todos los controles al conductor en una cabina con un nuevo aislamiento que reduce ruidos, además de un sistema de sonido focal envolvente para disfrutar de una mayor acústica en los momentos de descanso.

Así mismo, los nuevos vehículos incorporan un cierre de puertas con un dispositivo anti-intrusión mecánico, incluido junto con el sistema de bloqueo remoto e integrado en la pared y en la puerta de la cabina, junto con la posibilidad de incorporar de manera adicional hasta cuatro cámaras, sensores de frenado automático de emergencia y de seguridad de presencia.

Reduciendo el consumo

En otro ámbito, los nuevos modelos incorporan herramientas que optimizan el consumo, con soluciones inteligentes que complementan la aerodinámica incorporada que incluye deflectores y extensiones del paso de rueda que mejoran el flujo del aire.

En concreto, el nuevo programador de velocidad se ha optimizado con un sistema más eficaz, mientras que el nuevo sistema de conducción predictiva, por su parte, logra una parametrización más fina, que asegura una conducción más eficiente en la selección de marchas y velocidad, según la orografía de la ruta, a partir de datos topográficos que se almacenan en la nube según avanza el recorrido.

De igual manera, la optimización de las estrategias de cambio en las nuevas gamas ayuda a reducir todavía más el consumo
de combustible

Así mismo, los nuevos filtros y el aceite de nueva generación permiten una mejora de los intervalos de mantenimiento en los motores de 13 litros, aumentando el plazo del nuevo mantenimiento a 150.000 km, o 18 meses.