El proceso de transición energética sigue avanzando a medida que la tecnología ofrece soluciones más maduras y el mercado incorpora nuevas posibilidades que intentan conjugar sostenibilidad y prestaciones.

En este sentido, Renault Trucks ha entregado a Grupo Noblet un camión Renault D Wide Z.E 6×2 de 26 toneladas equipado a medida con un volquete y una grúa.

La unidad se convierte en el primer camión de aproximación 100% eléctrico, cuyo diseño a medida incluye eje trasero direccional, así como un paquete de cuatro baterías de 66 kWh: 264 kWh que, al ir ubicado en el espacio existente entre ejes, permite una ganancia del 35% en términos de autonomía diaria.

De igual modo, las baterías permiten ciclos de recarga en menos de diez horas en un enchufe de 22 kW, con lo que puede recuperar energía fácilmente cerca de los lugares de intervención o en algunas estaciones de París, ya que su motor eléctrico le permite desenvolverse con facilidad en entornos urbanos, y toda vez que el vehículo gana de 15 a 20 kilómetros de autonomía tras una hora de carga.

El Grupo Noblet, dedicado al alquila maquinaria de construcción y vehículos con conductor tiene en marcha en un ambicioso plan de transición que implica la reducción del 30% de los gases de efecto invernadero en cinco años.