Renault ha vendido la totalidad de su participación en Daimler por un importe total de 1.143 millones de euros y recibe un importante balón de oxígeno para reducir su deuda.

En concreto, la marca francesa ha colocado en los mercados un total de 16.448.378 acciones, que representan el 1,54% del capital de la compañía automovilística alemana, a un precio de 69,50 euros por acción, como parte de una colocación con inversores cualificados, con liquidación y entrega de las acciones que tendrá lugar antes del próximo 16 de marzo.

Los ingresos de esta operación permitirán al grupo automovilístico galo acelerar la reducción de la deuda financiera de su negocio automovilístico.

Sin embargo, la compañía estima que la transacción no afectará a la asociación industrial entre el Grupo Renault y Daimler, que permanece sin cambios.

En la colocación, BNP Paribas y HSBC Continental Europe han actuado como coordinadores globales, mientras que Crédit Agricole Corporate and Investment Bank, Natixis y Societe Generale han participado como agentes de colocación en relación con la colocación para la cuenta de Renault, según informa la propia marca gala.