Maquinista de tren

De momento, no se ha fijado una tasa de reposición, por lo que no se ha concretado el número de ingresos.

El Grupo Renfe, que ha cerrado ya el Plan de Desvinculaciones 2016, ha acordado la puesta en marcha del de 2017, aunque en este último caso, sin las garantías mínimas necesarias, ya que no existe constancia de la autorización correspondiente por parte del Ministerio de Fomento.

Así, para iniciar el nuevo programa, se ha decidido modificar el Plan de Salidas Ordenadas, que incluirá, a los efectos de cálculo de indemnización, a los trabajadores que en la fecha de la baja cumplan los requisitos de acceso a la jubilación con el 100% de la base reguladora.

En total, 1.378 empleados han solicitado acogerse a las desvinculaciones programadas, que afectarán como máximo a un total de 750 personas. Por ello, se ha establecido un orden de solicitudes aplicando un sistema que determina en primer lugar, cupos por colectivos, proporcionalmente a su peso en la plantilla del grupo.

Un segundo bloque incluye cupos específicos de Estructura de Dirección y de personal, no incluidos en la ordenación anterior, mientras que un tercer bloque lo integran el resto de trabajadores, ordenados según su antigüedad en la empresa. Además, se ha fijado un plazo de reclamaciones al listado ordenado de solicitudes, que finalizará elviernes 24 de febrero.

De momento, no se ha fijado una tasa de reposición, por lo que no se ha concretado el número de ingresos, que debe ser previamente autorizado, según señala CCOO, que critica que se dote a los nuevos trabajadores de una formación específica para cubrir vacantes, lo que consideran «una temeridad«, ya que incumple lo dispuesto en el Plan de Salidas Ordenadas.

Modificación de las condiciones de acceso

Asimismo, el sindicato ha indicado que al modificarse las condiciones de acceso al Plan de Desvinculaciones firmado en el I Convenio Colectivo, se deben admitir todas las solicitudes no presentadas con anterioridad y que no entraban inicialmente en los supuestos contemplados.

No obstante, hasta que no se publiquen los Presupuestos Generales del Estado, con la tasa de reposición autorizada para 2017, según lo acordado por las organizaciones sindicales SEMAF y UGT, no se podrá desvincular nadie de un puesto considerado imprescindible.