Renfe Mercancías, a través de la compañía especializada en transporte de automóviles Pecovasa, ha puesto en marcha el primer tráfico internacional de automóviles con trenes de 700 metros para el grupo CAT, operador logístico de Renault, y que conectará la factoría del grupo francés en Valladolid con Flins, en las inmediaciones de París.

Los primeros trenes de la conexión estarán compuestos por 22 vagones en ancho ibérico que se cargarán con el modelo Captur de Renault, cuya producción se realiza únicamente en la fábrica de Valladolid.

El tren cargará 286 vehículos hasta la frontera de entre Irún y Hendaya donde serán transbordados a otros vagones de Renfe en ancho UIC para continuar camino en Francia con el operador Euro Cargo Rail hasta llegar a la planta de Flins, a 47 km de París.

Además, el grupo CAT podría posteriormente aprovechar la composición de los 700 metros de tren para cargar otros modelos acabados de Renault y transportarlos hacia el sur de Francia o hacia España.

Tráfico de exportación

Desde Renfe, se considera que este nuevo tráfico ferroviario de exportación en España es un nuevo impulso a la logística que las fábricas de automóvil españolas están realizando en su apuesta por los mercados internacionales, tal y como se recoge en el acuerdo alcanzado el pasado año entre Anfac y Adif.

Esta línea se sumará a los tráficos que Pecovasa Renfe ya comenzó a desarrollar en 2010 con destino a Santander, Gijón y Bilbao, también para CAT-Renault; en 2011 con destino a Italia, para Volkswagen; y en 2013 entre Valencia y Santander para el transporte de vehículos de Ford.

Con esta conexión ferroviaria, cada tren supondrá un ahorro por tren en costes externos de 19.000 euros.