Julio-Gómez-Pomar-posible-nuevo-presidente-de-Renfe

Julio Gómez-Pomar, presidente de Renfe.

El importe neto de la cifra de negocios de Renfe Operadora alcanzará los 2.168 millones de euros el próximo año 2031, un 6,8% por encima de las previsiones de cierre de 2012, que se situarán en los 2.029 millones de euros. Son los datos que el presidente del operador público ferroviario, Julio Gómez-Pomar, ha detallado este lunes durante su intervención en la Comisión de Fomento del Congreso para explicar los presupuestos del próximo ejercicio de la compañía que preside.

Según Gómez-Pomar, de los citados 2.168 millones de euros, 1.965 corresponden al transporte de viajeros, el 91% del total, y 203 millones al transporte de mercancías, el 9%, «y se incorporan 34 millones de euros de la operativa de los trenes de Feve», ha matizado.

En el caso del transporte de viajeros, el crecimiento esperado respecto a 2012 es de un 6,7%. De este porcentaje 1,1 puntos corresponden a los servicios de Feve y el restante 5,6 % a Renfe-Operadora. «Las hipótesis de crecimiento de demanda están en consonancia con las propias perspectivas generales de evolución de la economía para 2013«, ha apostillado el máximo responsable de la compañía pública.

Así, en el caso de los servicios definidos como obligación de servicio público y de FEVE se apuesta por el mantenimiento del número de viajeros actual, «salvo en el caso de Cataluña que pensamos que puede crecer en torno al 1%«, ha matizado. En el caso de los servicios comerciales, se considera unas hipótesis algo más elevadas, «ya que se trata de servicios en los que la competencia de carretera y aviación pero en los que la apuesta de Renfe-Operadora es decidida».

De esta forma, el crecimiento esperado de la demanda se sitúa en torno al 3,5%. Para conseguir esta evolución de la demanda el presidente de la operadora pública confía tanto en la puesta en servicio de los nuevos tramos de alta velocidad entre Albacete y Alicante y entre Barcelona y la frontera francesa como en los efectos del modelo de gestión activa de demanda que se está desarrollando.

Mercancías, crecimiento más modesto

En el caso del transporte de mercancías, el objetivo de crecimiento de ingresos frente a 2012 «es menos ambicioso que en el caso de viajeros y lo establecemos en el 1,7%», ha reconocido a los diputados de la Comisión. De este porcentaje, un 1% se debe al crecimiento de los tráficos de Feve  y 0,7% a los de Renfe-Operadora.

El Ebitda, o resultado antes de amortizaciones e intereses previsto, para 2013 se sitúa en 281 millones de euros, «incluyendo la previsión de compensación por la prestación de obligaciones de servicio público de cercanías y media distancia«, ha matizado Gómez-Pomar.

En todo caso, el presidente ha destacado que la compensación por la prestación de obligaciones de servicio público alcanza en términos de caja de 480 millones de euros, que incluye una entrega a cuenta para comenzar a saldar la deuda que las diferentes administraciones interesadas mantienen con Renfe Operadora por la prestación de servicios ferroviarios de cercanías y de media distancia.

En definitiva,»el resultado esperado en 2013 se sitúa en los menos 172 millones de euros, de los que casi 80 millones corresponden a la integración de Feve«.