Tren de Renfe Mercancias

Por primera vez desde su reestructuración como operador ferroviario en 2005, Renfe reduce su endeudamiento el año pasado hasta alcanzar los 5.000 millones de euros, un 4% inferior al de 2011, según ha anunciado recientemente el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá.

Este primer recorte de deuda de la compañía se produjo después de que a lo largo del pasado ejercicio lograra reducir sus gastos operativos en «más de 300 millones de euros».

En 2005, cuando con el inicio de la apertura a la competencia del sector en España el Gobierno segregó el antiguo monopolio ferroviario público en dos empresas, Adif y Renfe Operadora, el Estado enjugó el endeudamiento que sumaba el antiguo conglomerado del ferrocarril.

A la disminución del pasivo de Renfe también contribuye la nueva política comercial de la empresa, en la que se enmarca la bajada del 11% del precio de los billetes del AVE y la puesta en marcha de distintas promociones y descuentos, según ha informado Catalá.  

En cuanto al ajuste de plantilla a través de sendos expedientes de regulación de empleo (ERE) que Adif y Renfe han propuesto a sus sindicatos, Catalá manifestó su confianza en lograr un acuerdo a partir del diálogo con los representantes de los trabajadores.

«Será un proceso complejo, pero con diálogo, no imponiendo nada, esperamos acordarlo pronto, igual que se ha hecho en Ineco y Aena«, dijo en referencia a otras empresas públicas de Fomento que también han planteado ERE’s.