El BOE publica en su edición de este jueves 18 de julio, la resolución favorable del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre la evaluación de impacto ambiental del proyecto de “Nuevos accesos sur, ferroviario y viario al puerto de Barcelona” .

En la resolución, fechada el pasado el pasado viernes 5, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del ministerio entiende que del análisis realizado, con los criterios del anexo III del texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos, no es previsible que el  proyecto de nuevos accesos sur ferroviario y viario al puerto de Barcelona vaya  a producir impactos adversos significativos.

En cualquier caso, la resolución ministerial recomienda cumplir una serie de requisitos ambientales y entiende adecuada  la prórroga de la vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que el proyecto ya recibió el 24 de septiembre de 2007 emitida por la entonces Secretaría General para la Prevención de la  Contaminación y el Cambio Climático.

Acceso ferroviario más sencillo

Hay que recordar que el proyecto actual de los accesos sur al puerto condal es una modificación al proyecto aprobado en 2007 debido a los actuales condicionantes presupuestarios. De esta forma se ha optado por una simplificación de la solución original, que conllevará una reducción importante del volumen de obra. El acceso viario no ha sufrido modificaciones respecto al proyecto evaluado, sin embargo se modifica el trazado del acceso ferroviario haciéndolo más sencillo.

La solución ferroviaria propuesta modifica la solución original en los 1.840 metros  iniciales de la misma, que estaban constituidos por un túnel artificial de 1.600 metros y discurriendo el resto en  superficie. Ahora, la modificación sustituye este tramo por un nuevo trazado de 2.520 metros que discurre sobre la plataforma de  Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC), mayoritariamente en superficie y sin generar nuevas estructuras o túneles, aprovechando los ya existentes. En concreto, en la conexión con Can Tunis el trazado es coincidente con el previsto en el estudio informativo inicial, pero su trazado será en superficie, con lo que se eliminará el falso túnel proyectado inicialmente.

El ámbito de estudio se localiza en la zona suroeste del área metropolitana de  Barcelona, sobre los términos municipales de Sant Joan Despí, Sant Boi de Llobregat,  L’Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Barcelona y El Prat de Llobregat;  siguiendo el cauce del río Llobregat.

Desde el punto de vista de la solución constructiva la resolución del ministerio indica que la ejecución en superficie del trazado ferroviario implicará una reducción de los riesgos del potencial impacto sobre el acuífero del bajo Llobregat, respecto a la solución original que preveía su ejecución bajo rasante en algunos tramos.