Tras las fuertes nevadas de la primera semana de enero, el transporte intenta recuperar una normalidad que, en todo caso, sigue alterada por una pandemia que no da tregua y que mantiene el esquema de restricciones al tráfico de vehículos pesados del año pasado.

Así pues, y a falta de mayores concreciones, este viernes, 15 de enero, así como el próximo 22, no podrán transitar todos los camiones por la N-230 entre Benabarre y Santoréns, así como entre Buira y Bonansa, además de entre Ginaste y Aneto, todas ellas en sentido hacia la frontera francesa.

Además, el próximo domingo, 17 de enero, se repiten las limitaciones anteriores en la N-230, pero en sentido inverso, de Aneto a Ginaste, de Bonansa a Buira y de Santoréns a Benabarre.

Por otra parte, ese mismo domingo, los transportes ADR no podrán circular por las vías que controla la DGT entre las ocho de la mañana y la medianoche.

En el siguiente enlace se puede acceder a información actualizada por la DGT con las restricciones válidas para todo el territorio nacional, excepto para las Comunidades Autónomas del País Vasco y Cataluña, que tienen transferidas las competencias en materia de tráfico.

Pueden verse con más detalle las restricciones al tráfico de vehículos pesados aplicables al territorio catalán este 2020 en este enlace, así como las que están en vigor para camiones durante el presente ejercicio en el País Vasco en este otro enlace.