El transporte por carretera ve incrementados nuevamente sus costes de explotación.

En enero, entró en vigor la orden de Fomento que limitaba las ayudas al abandono de la actividad a transportistas a partir de 58 años. Debido a que las cantidades consignadas en los presupuestos pueden variar de año en año, se pasó a determinar la edad mínima de los beneficiarios en función de la disponibilidad presupuestaria. Así, en febrero, se anunciaría que durante el 2013 estas ayudas tendrían una dotación de 11,3 millones de euros, mientras que  la edad mínima sería de 63 años o más. 

Por otro lado, la CNC multaba con 20 millones a las asociaciones ALTC, Cotraport y a la Autoridad Portuaria de Barcelona por su participación en un cártel en el ámbito del transporte de contenedores por carretera en el puerto de Barcelona. Competencia consideró que se había creado un acuerdo en la fijación de precios y condiciones comerciales, de limitación o control de la producción y de reparto de mercado en el transporte por carretera de contenedores con origen y/o destino en el puerto de Barcelona. Más adelante, Competencia multaría con 50.000 y 30.000 euros a CETM y a  Transcalit, respectivamente, por recomendar a sus asociados aplicar un incremento en el precio de sus servicios en 2006.

Además, se establecían los nuevos exámenes para la obtención del carnet de conducir, con lo que se pretende mejorar la calidad de las pruebas para obtener los permisos. También en este mes de enero se introdujo el nuevo carnet europeo, para armonizar los más de 100 modelos de carnets diferentes que había en la Unión Europea.

En Francia se derogaba la obligatoriedad de llevar etilómetros en los vehículos, debido a la falta de fiabilidad en la medición y las dificultades de aprovisionamiento de los aparatos. Pocas semanas después, también anunciaría el retraso hasta octubre de la entrada en vigor de la ecotasa, prevista su introducción en todo el territorio francés para julio de 2013.

A finales de mes, CC.OO. aprobaba la convocatoria de una huelga general del transporte de mercancías, para reclamar la renovación del convenio colectivo. Así, desde el sindicato se defendía esta huelga porque era la «única salida» para «salvar los convenios», ya que los sindicatos consideraban las negociaciones con las patronales agotadas.

Rechazo del CNTC y del gobierno a la supresión del gasóleo profesional

Algunos datos con respecto a 2012 que se conocieron en este primer mes del año fueron, en primer lugar, el precio de los carburantes, que había aumentado un 8% durante 2012, acompañado de una bajada en el consumo del 6%, con una caída en el consumo del gasóleo del 6,1% menos, mientras que el consumo de la gasolina fue del 7,1%, según la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Por otro lado, el mercado español de transporte por carretera caía un 3% por el debilitamiento de la producción industrial y el fuerte deterioro de la actividad constructora. En el conjunto del mercado ibérico se estimaba un bajada del 3,5%. Por último, en los últimos cinco años, de 2008 a enero de 2013, un 16,5% de los transportistas autónomos había cesado su actividad, una caída que según UPTA, en el 2012 seguía «sin freno»

Patronales se unen contra la «euroviñeta» catalana 

En febrero, Guitrans denunció los abusos cometidos en el sur Alemania a camiones españoles con las ITVs, ya que según esta organización, se estaría obligando a realizar una nueva inspección técnica a vehículos con la ITV pasada y además, en donde «siempre se detectan defectos que hay que reparar en los talleres que indican los agentes».

Por otro lado, las patronales CETM y Astic se unieron contra la «euroviñeta» catalana, ya que declararon que esta medida supondría la ruptura de la unidad de mercado «encareciendo el precio de todos los productos innecesariamente». Además, también mencionaban los efectos perjudiciales que podría tener la restricción a la circulación de camiones de 44 tn en Cataluña, contra la que las organizaciones de transportistas presentaron un recurso contencioso administrativo.

En febrero, el Gobierno reguló el tiempo de trabajo para los autónomos de transporte por carretera, estableciendo una duración media semanal que no superase las 48 horas, con una excepción de 60 horas semanales siempre y cuando el promedio durante cuatro meses naturales no sobrepasase las 48 horas. Por otro lado, a final de mes, el Gobierno aprobó la aplicación de la última directiva europea sobre morosidad en los plazos de pago, con un plazo máximo de 30 días, ampliable a 60 si se llega a un acuerdo entre las partes.

Mientras, en Barcelona se bloqueaba la negociación del convenio de transporte por carreteras y los sindicatos convocaban una huelga durante la segunda quincena de marzo. Esta acción viene después del rechazo por parte de los sindicatos de la oferta de Transcalit, que propuso rebajar parte del convenio colectivo, como la antigüedad, complementos por incapacidad temporal, jornada, etc.

Además, en este mes se conocieron los datos de enero de la afiliación a la Seguridad Social en el sector del transporte y la logísitca. Durante el primer mes de 2013, se registró una pérdida de 36.194 afiliados menos, con una caída con respecto a enero de 2012 del 5,30%. Asimismo, este sector firmó ocho convenios colectivos en enero, afectando a 5.558 trabajadores y 92 empresas.

Falta de acuerdo para los convenios provinciales

convocada huelga de transporte en Barcelona

Durante marzo, se sucedieron varias noticias sobre la negociación de los convenios provinciales de transporte por carretera, comenzando con una denuncia de CETM de que los sindicatos abandonaban la negociación como paso previo a la convocatoria de huelga. Sin embargo, CCOO y UGT negaron haber desistido en la negociacióny exigieron a las patronales, a través del SIMA, que aceptasen la ultraactividad de los convenios.

Días más tarde, los sindicatos y las patronales acudieron al SIMA para intentar desbloquear la negociación y evitar la convocatoria de tres jornadas de huelga en las empresas de transporte y logística españolas. En este encuentro, no se llegó a ningún acuerdo debido a la imposibilidad de acordar un período de ultraactividad entre sindicatos y patronales. A pesar de ello, UGT anunciaba que no se convocaría una huelga mientras estuviese el proceso negociador abierto.

Asimismo, la patronal UNO denunciaba que UGT y CCOO habían rechazado el ofrecimiento de ampliar el convenio que había en el sector de la provincia de Barcelona hasta el 31 de diciembre, para así «dar tiempo a las parte a negocias todos los contenidos del mismo».

Otro asunto con el que las patronales mostraron su disconformidad fue la prohibición a los camiones para circular por la N-II hasta Francia, que comenzaría a aplicarse el 2 de abril.

En marzo, la ministra de Fomento, Ana Pastor, descartaba imponer peajes en las autovías, reiterando que la eventual articulación de peajes «no está sobre la mesa ni nunca lo ha estado».

Por otro lado, se publicó en el BOE las enmiendas aprobadas para el nuevo ADR 2013, que entraron en vigor desde ese mismo mes de enero. Y en el mismo día, con la mayoría de votos del PP y del PSOE, el Congreso rechazaba las dos enmiendas a la totalidad contra el proyecto de LOTT.

Durante este mes se conoció que Competencia inspeccionó varias empresas de transporte frigorífico por carretera con el objetivo de recabar pruebas de posibles prácticas anticompetitivas en el sector. Las últimas se realizaron en diciembre de 2012.

Por último, los datos que se publicaron en marzo fueron, en primer lugar, la situación concursal en los sectores de transporte y logística durante 2012, que se incrementó un 29,4%. Por otro lado, la Seguridad Social perdió en febrero 29.776 afiliados del sector en variación interanual; y la cifra de negocio de los sectores de transporte y logística experimentó en enero una variación negativa del 4,6 % respecto al mismo mes de 2012.