Ya en el segundo cuatrimestre, el Gobierno aseguró que devolverá el ‘céntimo sanitario “uno a uno”, después de que la Audiencia Nacional considerase vinculante la sentencia del TJUE, una medida que tendrá un impacto en el déficit del PIB del 0,1%, según se señala en el informe que envió el Ejecutivo a la Comisión Europea sobre las perspectivas económicas para 2014.

Además, el Ejecutivo español también dejó claro, a través del Ministerio de Hacienda, que su intención era “acatar la sentencia del TSJE”, aunque se mantuvo pendiente de la contestación de la CE respecto a la consulta sobre la aplicación de la Directiva 2003/96, que regula los tipos mínimos del impuesto sobre hidrocarburos.

Con respecto a la nueva reglamentación de autorizaciones de transporte, las asociaciones presentes en el CNTC acordaron proponer a Fomento suprimir el requisito de poseer tres o más vehículos para adquirirla porque podría provocar “un gravísimo perjuicio para los transportistas autónomos”.

No obstante, a finales de abril, Fomento descartó finalmente esta posibilidad, ya que el objetivo de la nueva regulación es apostar por la flexibilidad del sector y garantizar la unidad del mercado, pero permitiendo el crecimiento futuro del sector.

mega camión

Megacamión de 25,25 metros de longitud.

Asimismo, en mayo el Gobierno propuso incrementar la altura máxima a 4,50 m y permitir la circulación de los megacamiones de 60 tn y 25,25 m de longitud, aunque descartó la introducción el aumento del tonelaje de los vehículos industriales a 44 tn.

‘Euroviñeta’

Por otro lado, también en abril, mientras que en Reino Unido entraba en vigor la nueva ‘euroviñeta’ para el transporte, sobre la que Astic trasladó a la CE su posible ilegalidad, finalmente en junio Francia aprobaba el ‘nuevo peaje en tránsito’, con la idea de comenzar a aplicarlo el 1 de enero de 2015 en aquellos ejes con un tráfico superior a 2.500 camiones al día, quedando excluidos los trayectos cortos y Bretaña, al oeste de Rennes.

Con él, Francia esperaba recaudar entre 550 y 560 millones de euros e irán destinados al mantenimiento de las carreteras, una cifra a la que España contribuirá con una media de 200 euros por viaje, según cifró Fenadismer, ya que cerca de 100.000 camiones españoles que deben pasar por Francia para distribuir la mercancía por Europa.

En España, Fenadismer presentó una reclamación también a la CE por la ‘euroviñeta’ catalana, ya que desde la asociación se consideró que este impuesto“vulnera manifiestamente las Directivas europeas” sobre tarificación por el uso de las carreteras por los vehículos, pues cualquier disposición autonómica debe respetar lo establecido en la legislación estatal.

Sin embargo, en junio, la Generalitat catalana suspendía, por el momento, la aplicación de la ‘euroviñeta’ en la C-25, después de que el Gobierno central se negara a aplicar un peaje en toda la A-2. “Es evidente que no implantaremos la ‘euroviñeta’ en la C-25 si no nos ponemos de acuerdo con el Estado y la ponemos también en la A-2″, señaló Vila el día que anunció la suspensión de este peaje.