El 14 de julio, el Gobierno autorizó definitivamente la privatización del 49% de Aena, permitiendo en concreto a la entidad pública empresarial Enaire, antes denominada Aena E.P.E, iniciar los trámites para el proceso de entrada de capital privado en la misma.

De hecho, a finales de mes, esta empresa adjudicó a cinco bancos, BBVA, Santander, Morgan Stanley, Bank of America y Goldman Sachs, la Oferta Pública de Venta para sacar a Bolsa el 28% del capital de Aena en noviembre, tal y como estaba previsto en un principio.

El otro 21% se repartiría, con anterioridad a la OPV, entre un ‘núcleo estable’ de accionistas en proceso que empezaría a finales de septiembre. Entre los candidatos para formar parte de este núcleo estaban la Corporación Financiera Alba y el grupo Ferrovial.

Sin embargo, ya desde el principio, este proceso de privatización cosechó críticas y problemas. En concreto, desde la CNMC se remitió, a primeros de julio, un informe desfavorable sobre el modelo de privatización de Aena, al “limitar mucho la competitividad de los aeropuertos”, por lo que recomendaba una reforma de mayor calado que posibilite la licitación por lotes.

También CCOO criticó este proceso y se desvinculó del acuerdo sindical que UGT y USO firmaron con Aena, por entender que en él “no se eliminan las incertidumbres del proceso generadas a los trabajadores”.

España regula el uso de ‘drones’

Por otro lado, el Gobierno anunció la congelación de las tasas aeroportuarias para los los próximos diez años, una medida que, por parte de la Asociación de Líneas Aéreas fue acogida de manera positiva, ya que “promueve la competencia y competitividad” del sistema de aeropuertos españoles. No obstante, de nuevo desde CCOO, se advirtió de que, para realizar esta congelación, Aena debería “reducir” sus servicios o “recortar más a los trabajadores”.

El Gobierno regula el uso de los drones

El Gobierno regula el uso de los 'drones'.

También en julio, después de que los Estados Unidos rechazaran permitir el uso de ‘drones’, al menos hasta finales de 2015, el Ejecutivo español reguló, de forma temporal las operaciones comerciales con ‘drones’, con el objetivo de dar una utilidad práctica al sector, pero teniendo en cuenta, como prioridad, la seguridad en todo el espacio aéreo.

Por otro lado, en septiembre, se iniciaba el proceso para presentar ofertas para el mecanismo ‘Conectar Europa’, con el que la Unión Europea pretende financiar con 11,9 millones de euros el desarrollo de los principales corredores de transporte  que, en conjunto, formarán la red básica de transporte que vertebrará la economía europea.

Otra de las noticias destacadas del tercer trimestre fue el cierre del proceso de privatización del grupo portugués postal CTT, después de que el Gobierno de Portugal acelerara la venta del 31,5% de las acciones que aún poseía de la empresa.

Además, a finales de septiembre se produjeron varias huelgas en el sector aéreo, como sucedió en Air France o la huelga de pilotos de Lufthansa en Frankfurt. En este caso, fue la quinta huelga del año, tras convocar cuatro que dejaron en tierra a unos 4.300 aviones y a cientos de miles de pasajeros en tierra.

Por último, en este periodo se conocía que el 75% de las empresas del sector logístico está ampliando sus plantillas, liderando la recuperación del empleo en España. Este aumento se reflejó en la caída del 9,9% del paro en agosto en los sectores de la logística y el transporte, con 125.255 parados.