Uno de los temas principales durante los últimos meses del 2014 y que más noticias ha dado en el sector del transporte por carretera ha sido la devolución del céntimo sanitario que, a pesar de que ya Hacienda comenzase a proceder con el reintegro de lo recaudado, anunció, a mediados de octubre, que sólo iba a devolver el 40% de los importes reclamados.

En este sentido, la Agencia Tributaria dejó claro que no iba a devolver ninguna cantidad que superase el mínimo impositivo comunitariopostura a la que Europa “no se opone”, según la respuesta remitida desde la Comisión Europea al Gobierno español.

Sin embargo, desde las asociaciones de transporte mostraron su oposición frontal a esta determinación, por considerar que no había criterios suficientes para aplicar ese descuento a los importes recaudados ilegalmente. Por ello, a finales de octubre, el Comité Nacional del Transporte por Carretera convocó un paro nacional del sector para el 17 de noviembre, en caso de que el Gobierno no rectificase su decisión.

Este tema fue tratado, precisamente, en el XV Congreso de CETM que se celebró en Toledo entre el 15 y el 17 de octubre. A este respecto, Marcos Montero, presidente de la patronal y que anunció que en marzo dejaría este cargo, auguraba una respuesta contundente de la carretera y consideró que Montoro“nos está toreando con al devolución del céntimo sanitario”.

Se desconvoca el paro

Así, después de que la CETM responsabilizara al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de las consecuencias que podría traer el paro del transporte, el Ministerio daba marcha atrás y se mostraba dispuesta a devolver el importe íntegro recaudado a través del impuesto, tal y como habían exigido los transportistas, y presentaba una propuesta de acuerdo.

Ante esta propuesta, el CNTC matizaba algunos de los apartados,manifestándose, sin embargo, dispuesta a a dialogar con el Ministerio. Por ello, el jueves 13 de noviembre, a cuatro días del paro nacional del transporte,Hacienda y el Comité de Transporte por Carretera conseguían firmar un acuerdo que permitía desconvocar el paro y asegurar la devolución íntegra del céntimo sanitario.

Pesos y dimensiones

Otro asunto que ha tenido repercusión en el último trimestre de 2014 fue la modificación de pesos y dimensiones planteada por el Gobierno, en la que se descartaba permitir las 44 toneladas pero se buscaba regular el uso de megatrucks y se ampliaba la altura máxima en carretera a 4,5 metros para los vehículos adaptables en altura.

Sin embargo, y a pesar del rechazo del CNTC al documento, los cargadores solicitaron al Gobierno en reiteradas ocasiones la introducción en España de los mega camiones, el aumento en la altura máxima a 4,5 m y la introducción de las 44 tn, apremiando al Ministerio de Fomento, que prefirió aplazar la aprobación del documento a finales de 2014.

Por otro lado, en octubre Francia anunciaba la suspensión indefinida de la ‘ecotasa’, después de que se iniciasen las primeras pruebas en ese mismo mes. Las amenazas de movilizaciones por parte de las organizaciones de transportistas llevaron al gobierno francés ha retrasar ‘sine die’ la entrada en vigor del impuesto ambiental y constituir un grupo de trabajo con el para buscar alternativas.

No a la ecotasa en Francia

Pancarta contra la 'ecotasa' en Francia

Esta noticia fue bien recibida por el sector de transportes en España, ya que habría sido uno de los principales países afectados por la ‘ecotasa’. La mayor parte de los 100.000 camiones españoles que realizan transporte internacional tienen que usar obligatoriamente la red viaria francesa, según Fenadismer.

Sin salir del ámbito internacional, Alemania anunció que obligaría a las empresas de transportes a pagar el salario mínimo a los conductores, incluidos los extranjeros, a partir de enero de 2015. Así, los empleadores debían comenzar a abonar el salario mínimo a los trabajadores en función del tiempo que transiten por Alemania, en el caso de ser empresas extranjeras. Para notificar la entrada de un conductor en suelo alemán, el empresario deberá rellenar un formulario que se enviará por fax al Bundesfinanzdirektion West de Colonia antes de cualquier operación en el país.

PIMA Transporte

Después del anuncio realizado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en mayo, a finales de 2014 se aprobaba finalmente el Plan PIMA Transporte, consistente en conceder financiación para el achatarramiento de los autobuses y vehículos de transporte de mercancías con capacidad de tracción propia, de más de 3,5 toneladas de masa máxima y con una antigüedad de más de ocho años. Para ello, cuenta con una dotación presupuestaria de 4,7 millones de euros que servirá para incentivar la renovación de unos 1.800 camiones y autobuses.

Sin embargo, desde Fenadismer se recordó que aún seguía pendiente aprobar la línea de ayudas financiera del Banco Europeo de Inversiones para la adquisición de vehículos nuevos, que complementarían a este plan e irían a parar exclusivamente a la compra de vehículos nuevos.

Por último, en diciembre, una de las noticias más destacadas fue la importante caída en el precio del petróleo, que llegó a romper la barrera de los 70 dólares, alcanzando niveles de 2009.