Los últimos meses de 2015 dejaron en el sector ferroviario español dos acontecimientos principales, junto a los debates en torno a los corredores ferroviarios que atraviesan el país mantenidos a lo largo del año.

En primer lugar, el nuevo Plan de Empleo propuesto por Renfe, que contempla la salida de hasta 750 trabajadores a través de bajas voluntarias, daba un importante paso en noviembre tras obtener el visto bueno de los sindicatos UGT y Semaf, mientras desde CCOO se oponían al mismo. No obstante, este sindicato daría el visto bueno un mes después.

Por otro lado, el día 1 de octubre entró en vigor la nueva Ley del Sector Ferroviario que, entre otras medidas, contemplaba la eliminación del canon que aplica Adif a los operadores para acceder a la prestación de servicios ferroviarios.

A nivel europeo, donde el transporte de mercancías por ferrocarril parece haber perdido fuelle en 2015, el Parlamento Europeo remarcaba la importancia de los corredores ferroviarios en un encuentro organizado por Ferrmed en Bruselas, en la misma semana en la que se pusieron en marcha los tres últimos corredores que completan la Red Transeuropea de Transporte.

El mes de octubre dejó también hechos relevantes a nivel autonómico. Así, la nueva administración aragonesa consideró más razonable apostar por el Corredor Mediterráneo, más susceptible de recibir fondos europeos, e integrar la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto como un ramal del mismo.

Inaugurada la terminal ferroportuaria de VIIA en el puerto de Calais

Calais se convierte en el primer puerto europeo que dispone de una terminal de autopista ferroviaria.

Mientras tanto, en Francia, el puerto francés de Calais se convertía en el primer puerto europeo en disponer de una terminal de autopista ferrovaria, que VIIA comenzaría a operar el 12 de enero de 2016.

Además, en el décimo mes del año se firmaba el acuerdo por el que el Corredor Atlántico recibiría 950 millones de euros del mecanismo Conectar Europa, y los gestores del ferrocarril Madrid-Yiwu apuntaban a aumentos en la carga y frecuencia del tren.

Posteriormente, en el mes noviembre, se conocía que Fomento quería adquirir la patente de un sistema que permitiría a los trenes de transporte de mercancías circular indistintamente por líneas de Alta Velocidad y convencionales.

Por su parte, Competencia señalaba que los cánones ferroviarios propuestos para 2016 no iban a ser suficientes para cubrir los costes, mientras el gobierno vasco apostaba nuevamente por el ferrocarril destinando el 85% del presupuesto de la Consejería de Transportes en 2016 a este modo.

Durante el último mes de 2015 se presentó un estudio en el que se ponía de manifiesto que Renfe Mercancías es actualmente una empresa inviable, si bien es cierto que la división del operador había conseguido reducir sus pérdidas un 36% hasta octubre.