El transporte por carretera ha finalizado 2015 consolidando su crecimiento en la Península Ibérica, tras un descenso de los costes en el tercer trimestre del año motivado, entre otras cuestiones, por la caída del precio del gasóleo, que ha terminado el ejercicio rondando el euro.

Los últimos datos del ejercicio reflejan el aumento del empleo y la actividad en el sector durante el mismo, con un aumento del 4% en la afiliación de trabajadores extranjeros hasta noviembre, un descenso del 55% en los trabajadores afectados por un ERE hasta octubre, una caída del paro del 15% hasta el mes de noviembre. Además, en octubre se crearon más de 250 empresas en el sector.

Además, la Encuesta Permanente del Transporte del Ministerio de Fomento reflejaba un crecimiento del 5,5% en la actividad del sector durante el tercer trimestre del ejercicio.

En este contexto, la actualidad durante el último trimestre de 2015 ha estado marcado por cuestiones referentes sobre todo a las administraciones españolas.

Nuevas medidas de las administraciones 

El trimestre arrancaba con nuevas medidas en detrimento y beneficio de los transportistas españoles durante el mes de octubre.

En concreto, el Congreso de los Diputados aprobaba el nuevo límite por el que los transportistas españoles pueden acogerse al sistema de módulos en 2016, mientras que el Gobierno proyectaba aumentar los controles a las empresas extranjeras que realicen cabotaje en el país.

Por otro lado, la Justicia establecía que Navarra no tiene potestad para restringir el uso de sus carreteras, por lo que desde la administración autonómica decidieron ipso facto recurrir la sentencia al Supremo.

El descenso de la oferta ro-ro también preocupaba especialmente al sector, sobre todo entre Algeciras y Tánger Med, a raíz de la prohibición establecida de forma permanente que impide a la carga no acompañada viajar en ferries.

Carga de semirremolques en el puerto de Algeciras

Algeciras pone un marcha un servicio ro-ro para semirremolques.

No obstante, para paliar este descenso, el puerto de Algeciras ponía en marcha un servicio ro-ro especialmente desarrollado para los semirremolques, que el 12 de noviembre contaba ya con cuatros salidas diarias.

En noviembre, desde la CETM lamentaron que los partidos políticos volvieran a olvidarse de la carretera en las elecciones del 20D, ya que el sector no contaba con demasiado espacio en los programas electorales. Por este motivo, varias asociaciones presentaron sus propias propuestas.

Además, las administraciones comenzaban a preparar modificaciones en el impuesto autonómico de los carburantes para 2016. Finalmente, en Castilla y León ha sido eliminadoAragón lo ha implantado por primera vezNavarra lo recupera cuatro años después y Andalucía ha establecido el mecanismo de devolución a los transportistas.

A nivel nacional, junto a la aprobación definitiva del régimen de módulos para 2016, la Administración incluyó en noviembre el uso de ‘megatrucks’ en su Plan de Movilidad Segura y Sostenible y aprobó la nueva ‘Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial’.

En lo que respecta al segmento del transporte internacional, este vio afectado en noviembre por diversas actuaciones, como los controles en las fronteras francesas, el establecimiento de un nuevo peaje para camiones en Rusia, y la prohibición del Gobierno de importar animales vivos y derivados desde el Magreb.

Terminal del puerto de Vigo utilizada por Suardíaz para la AdM con Saint Nazare.

Se aprueban las ayudas a la Autopista del Mar Gijón-Nantes.

Por otro lado, en noviembre se firman las ayudas a la Autopista del Mar Vigo-Nantes, y Suardíaz, naviera que explota la línea, prevé incorporar un cuarto buque a la misma para periodos de mayor demanda.

Ya en diciembre, el Gobierno publicó la norma que introduce los megatrucks en España, aprobación que desde Fetransa lamentaron, y elevó en un 80% la seguridad social a los conductores. Además, las pólizas de seguro aumentaron para los vehículos de transporte.

Diciembre también estuvo marcado por los cortes en la circulación de la N-340 y marchas lentas de camiones para exigir la gratuidad de la AP-7.