A finales de 2016, la llegada del nuevo Gobierno trajo consigo cambios en el Ministerio de Fomento y en las empresas públicas dependientes de este departamento.

Una de las primeras actuaciones que puso en marcha el nuevo ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, fue reactivar la creación de un ‘holding’ ferroviario que integrase a Renfe y Adif. También prometió crear la figura del coordinador del Corredor Mediterráneo que le habían solicitado las administraciones valencianas y catalanas, mientras el Congreso aprobaba por unanimidad potenciar esta infraestructura.

En este contexto, Juan Bravo Rivera era nombrado nuevo presidente de Adif, y Renfe, que prevé renovar la mitad de su plantilla en un plazo de cinco años, formaba un nuevo equipo comercial en Mercancías para impulsar tráficos e ingresos, liderado por Alejandro Huergo en el puesto de director comercial.

El objetivo principal del nuevo equipo es revertir la tendencia a la baja de los tráficos de mercancías, que cayeron un 11,5% en agosto, un 7,9% en septiembre y un 14,57% en octubre con respecto a los mismos meses del ejercicio anterior. Ante esta situación, no es de extrañar que el Gobierno considere necesario «analizar la situación» de la división.

Hubo cambios en la cúpula del Grupo Renfe. Juan Alfaro fue nombrado nuevo presidente de Renfe a principios de diciembre, en sustitución de Pablo Vázquez, y Francisco Minayo sustituyó a Berta Barrero en el puesto de director general de Operaciones.

Túnel del Pertús que conecta por ferrocarril España y Francia

Francia y España rescatan el Pertús.

El camino hacia un transporte ferroviario más sostenible avanzaba en este periodo de la mano del operador público, que comenzó a analizar junto a Alstom y Enagás la viabilidad de la tracción ferroviaria con pila de combustible en España, y junto a Gas Natural y Enagás la tracción ferroviaria con GNL en Europa

Más allá de las empresas públicas, el Gobierno rescindió a ACS y Eiffage el contrato del túnel del Pertús, cuyo rescate supondrá un desembolso para las arcas públicas españolas y francesas de 11,7 millones de euros. 

Nuevas inversiones ferroportuarias

Manteniendo la tónica de todo el ejercicio, los puertos siguieron invirtiendo en el cuarto trimestre del año. En octubre, el puerto de Bilbao sacó a concurso la gestión y explotación de la Telof, el de Barcelona aprobó la ampliación de la terminal ferroviaria del Muelle del Príncipe y el de Ferrol acudió al ‘Fondo de Accesibilidad’ para financiar el proyecto ‘Acceso Ferroviario al Puerto Exterior’.

En noviembre, los puertos de Barcelona y Huelva invirtieron en sus terminales ferroviarias, y el puerto de Valencia apuntaba que destinaría 50 millones a la conexión ferroviaria con Aragón.

Llegada del primer tren de mercancias al puerto de Ferrol

En diciembre se aprobaron las actuaciones a acometer en el marco del Fondo de Accesibilidad Terrestre Portuario.

Además, también crean las plataformas ferroviarias interiores. La terminal marítima de Zaragoza puso en marcha un nuevo canal de frío para contenedores ‘reefer’ y acometía una ampliación que incrementaba su capacidad en un 67%. Otra plataforma, el Puerto Seco de Azuquecacelebraba su XX Aniversario

Y es que Puertos del Estado, que publicó las cuentas del Fondo de Compensación Interportuario de 2015 en noviembre, seguía abogando por impulsar el transporte ferroviario de mercancías. Así, de los 138,8 millones de euros consignados para 2017 en dicho Fondoel 90% irá destinado al ferrocarril